Famosos

El papelón de la mujer de Kike Calleja el día de su boda: Raquel Abad, humillada por Terelu Campos

Raquel Abad es aquella concursante de GH 7 que terminó enamorándose del reportero de Sálvame, y hoy es la señora de Kike Calleja. La hoy flamante esposa del periodista estuvo 108 días dentro de la casa y llegó a convertirse en una de las tres finalistas de su edición.

Raquel Abad ingresó hace ya 16 años en el reality. Su papel más recordable en la casa fue el de enemiga acérrima de Pepe Herrero, con quien protagonizó una guerra sin cuartel. "Quisiera entrar en Gran Hermano para ganar el premio y encontrar novio", decía entonces, vaticinando seguramente sin saberlo en su vídeo de presentación su futuro. Solo tenía 21 años.

Lea también: Kike Calleja recibe presiones para que Belén Esteban vaya a su boda: otra cosa es lo que va a pasar

La gallega se enamoró de Javier Varela, un joven golfista malagueño; juntos vivieron su amor y encandilaron a la audiencia con sus exhibiciones amatorias. Pero lo suyo duró poco más que el concurso.

 

Este lunes, la revista Lecturas publica en un edición adelantada la boda de Raquel, de 37 años, y Kike Calleja, dos años mayor que su mujer.

Sobre su relación con el golfista fuera de la casa, podemos recordar que se fueron a vivir juntos a Málaga. "Montamos un salón de belleza, compramos un piso? Fue todo demasiado rápido", nos cotaba Abad hace seis años. Aquello acabó pero un primo de Javi el golfista le robó el corazón. "A David precisamente lo conocí gracias a Gran Hermano. Si no hubiese entrado no lo hubiera conocido nunca, ya que lo conocí por ser uno de los mejores amigos del primo de Javi. Al principio David no me gustaba en absoluto, me parecía el típico chulito del grupo. Pero fue inevitable que termináramos juntos", decía en una entrevista en 2009.

Raquel, que estudió Publicidad y Relaciones Públicas en Segovia, nunca se ha arrepentido de su paso por Gran Hermano, pero no volvería a entrar: "Fue una época que estuvo bien, pero ya pasó, además tengo un trabajo serio", dijo. "Tuve alguna que otra proposición indecente. En Madrid, por ejemplo, me ofrecieron trabajar en servicios de alto standing. Antes me pongo a fregar", repetía tiempo atrás.

El pasado mes de febrero le propuso matrimonio Kike Calleja, el ex de Terelu Campos: "¡Se lo pedí y me dijo que sí!", confesó el periodista.

Tras cuatro años de noviazgo, Calleja y Abad son marido y mujer pero hay un trago que la novia ha tenido que pasar a cambio de los cerca de 20.000 euros que les han pagado por la exclusiva: Raquel Abad ha tenido que humillarse y posar en la portada de la publicación junto al antiguo amor de su marido, una imagen que perdurará para siempre. Por mucho que todos digan llevarse bien y tenerse mucho cariño, la escena es patética.

Calleja, además de tener un affaire con su amiga, es coautor del libro Terelu Campos. Frente al espejo, junto a la propia presentadora. Pasar por el aro y tragar con esta humillación era la única manera de compensar al semanario por la cifra pagada, acordada cuando entre los invitados iba a estar Belén Esteban, amiga de Kike Calleja. El reportero "vendió" la presencia de la princesa de Paracuellos en el reportaje, pero ella no acudió. Eso ha obligado a los responsables de la publicación a buscar el morbo a costa de la humillación pública de la novia, que ha tenido que vivir el papelón de posar pegada a la ex de su marido el día de su boda y a que toda España vea la escena.

Enganchado a Terelu: "Follamigos"

Calleja nunca ha ocultado su admiración por Terelu: "Es la mujer que más me ha querido y me quiere de todas las que han estado en mi vida". Lo que no decía Kike en 2016 es que días antes de pronunciar tan bellas palabras había estado con Terelu en el hotel Coral Beach de Marbella, donde Terelu disponía de una habitación, cargada por cierto a la cuenta de su madre, para más señas.

El reportero tampoco ha ocultado jamás su complicidad con Terelu incluso después de contar tanto su relación como el final de sus contactos íntimos. María Teresa Campos llegó a decir en público que el amigo de su hija le parecía "estupendo", concediéndose de manera formal, como a la vieja usanza y definió la relación de Kike y su hija como la de "follamigos".

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

ANALISTA DE HECES
A Favor
En Contra

TERE LU: VAYA PINTA DE PR OSTITUTA QUE TIENES HIJA

Puntuación 0
#1