Famosos

Geraldine, el gran amor de Il Divo, y el piso de la discordia: ¿otra 'herencia envenenada'?

La muerte de Carlos Marín, alma de Il Divo, en diciembre de 2021 ha desencadenado el conflicto entre la familia del artista y la que fuera el gran amor del barítono, Geraldine Larrosa. Un piso en el testamento y los derechos de imagen de Marín han desatado la tensión entre las dos partes. Según publica ABC, el volumen de llamadas de Geraldine a la madre del cantante ha llevado a Rosa (hermana de Marín) a solicitar una orden de alejamiento para su madre.

Geraldine Larrosa, Innocence, está cegada con el legado de su gran amor, Carlos Marín. Tanto que habría causado tensiones en el seno de la familia del artista lírico. Tal y como relata el diario, el barítono en su testamento legó un piso de unos 700.000 euros a Geraldine. La propiedad tiene una hipoteca de unos 300.000 euros. Según el rotativo, que cita al abogado de la familia, Innocence quiere recibir esa casa libre de cargas y que sea la madre de Marín quien se haga cargo de la hipoteca.

La pelea no acaba ahí. Geraldine también solicita los derechos de imagen del cantante de Il Divo apelando que ella era la directora creativa. Una demanda que ya ha encontrado la respuesta más rotunda de la familia, que alega que los derechos le corresponden a la madre de Marín.

El volumen de llamadas de Geraldine (foto inferior) a la madre del cantante ha sido tal, que ha llevado a Rosa (la hermana del barítono) a solicitar una orden de alejamiento para su madre. Según ABC, esta orden no ha prosperado porque debe ser solicitada por la progenitora.

Marín y Geraldine se divorciaron en 2009 después de 19 años juntos, pero nunca dejaron de tener una estrecha relación. Se dieron una segunda oportunidad durante el confinamiento, incluso planeaban volver a casarse en Disneyland.

Geraldine estaba unida a la familia Marín

El solista de Il Divo falleció en un hospital de Manchester a causa de las complicaciones derivadas de Covid. Cuatro meses después, Innocence hablaba así de Carlos: "Le quiero mucho y le echo de menos; se me saltan las lágrimas cada vez que me preguntan". Además de su amor, fue su compañero durante 30 años: "Maestro de todo, de la voz y de la vida". Entonces Geraldine estaba muy unida a la familia de Carlos. Incluso revelaba que tenían un contacto constante. Sin embargo, confesó que no mantenía relación con los miembros de Il Divo: "No estoy molesta, ellos hacen su vida, su carrera, y yo hago la mía. No hay relación".

Il Divo recorre este verano más de 100 ciudades de todo el mundo con paradas en España. Al lado de David Miller, Sebastien Isambard y Urs Brhler, el barítono estadounidense de origen mexicano Steven Labrie se ha unido al grupo. El pasado 26 de junio inauguraban el Festival Push Play en el Hipódromo de La Zarzuela de Madrid.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments