Famosos

La entrevista viral de Brad Pitt: alcohol, pesadillas y retirada "en seis meses"

El actor, de 58 años, ha protagonizado un amplio reportaje en la revista GQ, de la que es portada en el mes de agosto con unas fotografías que han generado cierta polémica: "¿Está embalsamado?", preguntan los usuarios en redes sociales, "Parece una momia". Más allá del photoshop y las anécdotas, Brad Pitt ha abierto su corazón para desvelar algunos de sus secretos mejor guardados (pinta, esculpe, diseña y toca la guitarra) y sus peores pesadillas: "Durante cinco años soñé que me perseguían y me apuñalaban".

Lea también - La demanda de Brad Pitt a Angelina Jolie por vender sus viñedos franceses: la venganza se sirve fría

Pero no es el ese el titular que lo ha convertido este miércoles en Trending Topic: "Siento que estoy en la recta final de mi carrera, me queda apenas un semestre y quiero diseñar cómo afrontarlo". Pitt se retira, o al menos bajará el asfixiante ritmo de Hollywood, porque seguro que ofertas y tentaciones no le van a faltar en la próxima década: "Es guapo a rabiar, pero muy masculino al mismo tiempo. Y es un tío muy enterado, le pilla la gracia de las cosas... Pero hay algo que solo conocen los directores y los actores que trabajan con Brad, y es su enorme talento a la hora de meterse en una escena", ha dicho de él el director Tim Burton. "Es uno de los últimos grandes actores de la gran pantalla. Es de otra raza. Y, francamente, no creo que se pueda explicar exactamente qué es lo que tiene porque sería como describir el fulgor de las estrellas".

El protagonista de Seven y Doce monos está disfrutando de otra etapa de su vida, alejado del mundanal ruido desde su refugio en la meseta de Ozark. Aquí pasó gran parte de la pandemia: "Dejé de fumar, porque no puedo fumarme uno o dos al día. No está en mi carácter. Voy a por todas. Me encuentro en una edad en la que nada bueno puede salir de eso". Este era el último mal hábito que le quedaba: dejó el alcohol hace ya seis años, tras el divorcio de Angelina Jolie y la lucha por la custodia de sus seis hijos.

"Pasé un año y medio asistiendo a reuniones de Alcohólicos Anónimos. Estuve en un grupo de hombres estupendo, muy privado y selectivo, así que era seguro. Había visto lo que le había pasado a otros, como a Philip Seymour Hoffman, a quien le grabaron mientras vomitaba, y me pareció algo atroz", ha dicho.

Su lado más oscuro

Pitt ha desvelado algunas de sus obsesiones ("pasé cinco años buscando un tesoro escondido en mi chateau francés, resultó que no existía pero la búsqueda fue divertida") y de sus peores pesadillas: "Tuve un sueño recurrente durante cuatro o cinco años en el que me perseguían y me acuchillaban. Era aterrador. Ahora apunto todo lo que sueño, me parece interesante saber dónde va mi cabeza cuando no llevo el timón".

Además, el ganador de dos premios Oscar (como productor en 2014 por 12 años de esclavitud y como actor en 2020 por Érase una vez en...Hollywood) ha hablado también de su extraña enfermedad: la prosopagnosia. "Soy incapaz de reconocer las caras, me da vergüenza y me gustaría poder hacerlo, pero no puedo". Y asegura que esta condición ha marcado su vida: "Nadie me cree, creen que soy distante y frío. Siempre me he sentido muy solo. Hasta hace poco no me he sentido más arropado por mis amigos y mi familia. Creo que todos tenemos el corazón roto".

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

ANALISTA DE HECES
A Favor
En Contra

EL HABER PASADO TANTO TIEMPO JUNTO A UNA TÍA TAN SUMAMENTE FEA, ZUMBADA Y ESTÚPIDA COMO ANGELINA TIENE QUE PASARLE FACTURA

LOS ERRORES SE PAGAN

Y EL MAL GUSTO TAMBIÉN

Puntuación -3
#1