Famosos

Luis Lorenzo, desesperado tras salir de un centro de salud: recoge una colilla del suelo y se la fuma

El actor, investigado por la muerte de la tía de su mujer, Arantxa Palomino, ha protagonizado este miércoles una imagen que ha dado la vuelta a las redes sociales, por extraña, poco higiénica y ciertamente preocupante. En ella, Luis Lorenzo recoge una colilla del suelo a las puertas de un centro sanitario y se la fuma mientras se aleja del mismo.

El entorno del actor continúa asegurando que se encuentra bien y tranquilo a la espera de la conclusión de la jueza tras el proceso de instrucción de la muerte de tía Isabel, pero dichas imágenes, difundidas en Ya son las ocho, hacen sospechar que atraviesa, lógicamente, un momento estresante y angustioso.

Lea también - Luis Lorenzo y su mujer se libran de la cárcel (de momento): la jueza les mantiene en libertad

Esta misma tarde han visto la luz las declaraciones y conclusiones de los forenses sobre la muerte de la anciana, que han descartado la principal defensa de Lorenzo y su mujer: la repartición natural y post-mortem del cadmio. Según los informes, Isabel murió por intoxicación de metales pesados y que el 'cocktail' de medicamentos detectados (que le administraban en casa, algunos sin supervisión médica) influyó en la degeneración de su estado de salud. Certifican que la ingesta del cadmio se produjo en un momento cercano a la muerte y que se realizó vía oral, por lo que apuntan a una naturaleza accidental o de tipo homicida. Descartan, asimismo, el origen autolítico, pues no había restos de sustancias ni otros indicios en la habitación en la que falleció Isabel, que ya no podía levantarse de la cama.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.