Famosos

Exclusiva: Ortega Cano exige a Ana María Aldón que deje la tele para salvar su matrimonio: cargarán contra él

Ya se escucha que Ortega Cano es el nuevo objetivo de los cazadores de 'maltratadores' mediáticos. Los depredadores de personajes están ansiosos por hacerse con un personaje al que machacar en sus programas, una vez Antonio David Flores está ya demasiado pisoteado. Ahora tendrán un motivo más para descalificar al torero y decir que es "machista": quiere que su mujer deje la televisión. Pero Ortega no es nada de eso: tiene sus razones y es que su matrimonio está en juego.

Lea también - Ortega Cano estalla contra Ana María Aldón y Gloria Camila en directo: "Os quiero mucho, pero dejadme vivir tranquilo"

Ortega y Ana María Aldón viven un momento complicadísimo. Su matrimonio pende de un hilo y ya hay quien asegura que cualquier día ella hará una exclusiva anunciando su separación. Ana, que es casi un cuarto de siglo menor que el torero cartaginés, va a su aire, y no camina de la mano de su marido. El que fuera esposo de Rocío Jurado salió a pedir públicamente a Aldón y a su hija que dejaran de hablar de él. Pero Ana María, al día siguiente, se confesó con Carmen Borrego y le dijo que en su casa "mandan más Marina (la empleada del hogar) y Gloria Camila que ella". Toda una provocación. Es como si estuviera actuando para que Ortega Cano se canse un día y ponga punto final a su matrimonio.

Pero no es eso lo que quiere Ortega Cano. El torero confía en salvar su matrimonio y por eso le ha pedido una cosa a Ana María Aldón. "José está convencido que todos sus males son consecuencia del trabajo en televisión de su mujer. Que su presencia en los platós está dinamitando su matrimonio. Ana se ha dejado seducir por la fama, el dinero y la sensación de salir por televisión y eso la está cambiando. Por eso, Ortega Cano le ha pedido que deje la tele", desvela a Informalia una persona muy cercana a la familia. Esta misma persona nos asegura que "a él nunca le pareció bien que aceptara ir a Supervivientes y mucho menos que decidiera dar el paso de sentarse en el plató de Viva la vida. Cree Ortega que ese ha sido el principio de todos sus problemas. A él nunca le ha gustado estar en boca de la gente, le pone nervioso que hablen de él y de su familia y ahora su mujer lo hace todas las semanas".

Pero la respuesta de Ana ha sido tan clara como rotunda: No.

Ha cambiado de representante

Ana lo tiene muy claro. No está dispuesta a dejar la televisión. "Está encantada. Se ve una mujer nueva y poderosa. Se siente una mujer libre e independiente por primera vez en toda su vida y no va a renunciar a sus satisfacción personal. Ni siquiera si de eso dependiera su matrimonio. Ahora mismo es su nuevo modus vivendi y no va a renunciar a ello. De hecho, ha cambiado de representante para que le busque más cosas", nos aseguran.

Por supuesto, la negativa que le ha dado por respuesta Aldón no le ha agradado al diestro. En el fondo creía que entendería que su presencia semanal en televisión más las exclusivas que da en revistas está haciendo mucho daño a su matrimonio. Ella no lo ve así. "No cree que eso tenga que nada que ver y sigue echando la culpa a terceros", nos apuntan.

Ana está ganando ahora mucho dinero. Además de la televisión y las exclusivas en revistas, está empezando a hacer publicidad y a aumentar sus ingresos. Es imagen de una marca de gazpacho y cada vez es más activa en Instagram, donde promociona cremas y algunas firmas de ropa. Antes vivía bajo la protección de Ortega Cano, primero en Yerbabuena y después en Madrid, pero ella no se sentía con el poder para poder disponer de nada para echar una mano a los suyos, ni si quiera para hacer la compra. De hecho, su madre o su hija pocas veces han venido a Madrid. Por eso decidió que era momento de cambiar y empezar a luchar por sus sueños. Se matriculó en Diseño y Moda y logró su primer trabajo como profesora en la escuela. Ahora piensa ya en montar su propio atelier, como ya contamos. Incluso quiere comprar un loft para sentirse más a gusto. Hasta ahora tenía su taller en el sótano de la vivienda que comparte con el torero.

A tortas con Gloria Camila

Pero en las últimas semanas la situación se ha recrudecido al entrar en juego Gloria Camila. Sobre todo tras las declaraciones de Ana María criticándola. Es el ojito derecho de Ortega Cano y él nunca ha sabido poner orden entre su mujer y su hija. Pocas veces le recrimina nada a la niña y mucho menos le ha pedido, como a su mujer, que deje la tele. Pero la distancia entre ellas ha crecido con el posicionamiento de Ana con Rocío Carrasco. Eso Gloria no se lo perdona y cada día que pasa la brecha es mayor entre ellas.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin