Famosos

Fran Rivera, del desamor al euromillón Lourdes Montes

La vida sentimental de Francisco Rivera Ordóñez está plagada de luces y de sombras, de amores y desamores, alegrías y lágrimas. Hasta que llegó la mujer a la que el torero califica como "mi euromillón", la abogada, diseñadora y madre de dos de sus hijos, Lourdes Montes.

Lo suyo fue un flechazo en plena Feria de Abril sevillana, y el hijo de la desaparecida Carmina Ordoñez une consciente desde el primer momento, y no debió equivocarse, que estaba ante el gran amor de su vida.

Lea también: Toñi Moreno destapa el veto de Fran Rivera a Isabel Pantoja en su entrevista en 'Déjate Querer'

Su existencia dio un vuelco total, y en los más de diez años que llevan juntos, el Fran más seductor, el conquistador de celebridades, pasó a convertirse en pareja fiel y marido y padre ejemplar.

Carmina, que era muy bruja y visionaria, ya le advirtió a su hijo que no se casara con la que fue su primera esposa, Eugenia Martínez de Irujo, duquesita de Montoro, incluso le aconsejó que desapareciera de escena un día antes de su boda. Pero contrajeron matrimonio en la catedral de Sevilla en 1998, y en la cara de la madrina Carmina se denotaba más tristeza que felicidad. Sus nefastas predicciones se cumplieron, y la pareja tomó caminos separados en el 2002.

Curiosamente, tiempo después conocimos el idilio entre Rivera y la prima de su ex mujer, Blanca Martínez de Irujo, más una aventura sentimental que una relación en toda regla. Al igual que la siguiente chica en la lista, la ex Miss España, Elisabeth Reyes, con la que estuvo menos de un año, muy parecido a lo que ocurrió con su sucesora en el corazón del torero, la bailaora Cecilia García. En nueve meses se acabó todo. La cantante Rebeca fue un flirteo veraniego, nada serio, una aventura sin consecuencias.

No son las únicas. Los rumores apuntan a que Francisco pudo haber tenido relaciones furtivas con Anne Igartiburu, la cantante Lolita y una mujer casada, relacionada con la alta sociedad sevillana. Lolita desmintió tal circunstancia, Anne no se pronunció al respecto, y la dama de alta alcurnia permanece en el anonimato.

En fin, que la última década está siendo la más fructífera en el terreno amoroso para Fran, quien al cumplirse su último aniversario de boda con Lourdes le dedicó las siguientes, y emotivas, frases: "Lourdes es mi faro, la llama de mi alma, mi compañera, el día más feliz de mi vida fue cuando la conocí". Una declaración muy clara de amor e intenciones.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin