Famosos

Garay da la cara por Tamara Gorro: "¿Tiene que suicidarse para que se sepa que es verdad?"

Tras cinco meses separados, Tamara Gorro y Ezequiel Garay anunciaron su reconciliación hace unos días. Este tiempo ha estado especialmente marcado por el dolor de la influencer y sus problemas relacionados con la salud mental, de los que Tamara ha hablado abiertamente en sus redes sociales con el fin de sanarse y poder ayudar a otras personas que sufran depresión.

Lea tambiénTamara Gorro anuncia su reconciliación con Ezequiel Garay tras cinco meses separados: "Para toda la vida"

El ex futbolista la ha defendido en un post que ha compartido este miércoles en sus redes sociales, ya que considera que se ha cuestionado su credibilidad. También le ha molestado que, tras la reconciliación, se haya puesto en duda la ruptura entre los dos. 

"Nunca he hecho ninguna declaración sobre lo que lleva sucediendo estos meses. Pero es el momento de hacerlo, porque creo que todo tiene un límite y se está sobrepasando", ha escrito el argentino al comienzo de su publicación.

Ha reconocido que al principio, cuando confirmaron la ruptura, se sintieron muy arropados: "Cuando mi mujer y yo nos separamos, recibía miles y miles de mensajes de pena, tristeza y apoyo, mucho apoyo...Incluidos los medios de comunicación".

No obstante, todo se agravó a raíz de que el pasado sábado anunciaran su reconciliación: "Hoy estamos juntos de nuevo y se está diciendo que todo era una mentira y nadie se alegra. Estamos viviendo en un mundo al revés, en el que prevalece lo malo, sobre lo bueno. Nos alegramos cuando a las personas les va mal y criticamos cuando les va bien. Pongámonos de acuerdo por favor y demos ejemplo a esta sociedad y a las nuevas generaciones".

Lea también - Tamara Gorro y Ezequiel Garay: el negocio por el que ganaron más de siete millones de euros en tres años

En este sentido, piensa que se están diciendo mentiras acerca de su reconciliación y también sobre los problemas de salud mental que sufre su esposa.

"Tuve que aguantar como se especulaba sobre mí y mi separación con mentiras. Dando voz a personas que inventan todo para hacer daño... Qué triste. También quiero decir que estoy cansado de que se insinúe que la enfermedad de mi mujer es una farsa. ¿Tiene que suicidarse como por desgracia en otros casos, para que se sepa que es verdad? ¿Qué narices está pasando en este mundo", ha lamentado, indignado.

El ex futbolista se pone en la piel de su mujer y hace un alegato por la salud mental: "Ojalá fuese una mentira, porque no le deseo a nadie lo que ella está viviendo desde años, y por supuesto yo también como compañero de vida. Pero como ahora empieza a sonreír, ya no vale, ya es mentira... Todo esto es lo que provoca que no se avance en las enfermedades mentales, la duda".

Por último, pide respeto para los dos: "Dejemos que la gente se pelee, se arregle o se separen de por vida. Estoy convencido de que viviremos en un mundo mucho mejor. Termino diciendo que respeto el trabajo y la opinión de cada uno (incluidos los medios) y así siempre lo mostré, pero la mentira no. Muchas gracias. Sed felices", ha sentenciado.

Estos cinco meses separados se han dado cuenta de que se necesitan el uno al otro. "Mejor juntos", escribieron el fin de semana, junto a la foto con la que anunciaron su reconciliación. En este tiempo que estuvieron separados a nivel sentimental, siguieron viviendo bajo el mismo techo, especialmente por el bien de sus dos hijos: Shaila, que nació en 2015 por gestación subrogada, y el pequeño Antonio, biológico de ambos, que llegó al mundo en 2017.

Tamara y Ezequiel se conocieron en 2010. Él jugaba en el Real Madrid y ella colaboraba en el programa Mujeres, hombres y viceversa. Tras dos años de noviazgo, se casaron en una finca de Alcalá de Henares. Tras superar el último bache, solo el tiempo confirmará o desmentirá aquello de "segundas oportunidades nunca fueron buenas...".

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments
No ha sido posible realizar el purgado