Famosos

Ana María Aldón desespera a sus compañeros de 'Viva la vida': "Lo fácil es dar exclusivas los miércoles"

La conexión en directo que ha hecho el programa de Emma García con la mujer de Ortega Cano desde El Rocío no ha sido la más fácil. Según Ana María Aldón, era complicado escuchar a los colaboradores por el pinganillo, algo que ellos no se han creído y la han acusado de no tener "ganas de responder". 

"¿El motivo de la marcha de Ortega Cano de El Rocío es que le han contado los titulares y las respuestas de tu entrevista?", le ha preguntado la presentadora vasca sobre la última exclusiva que concedió Ana María a una revista y donde precisamente no habla en los mejores términos de Gloria Camila. Pero la diseñadora no le daba ninguna respuesta.

Lea también: Gloria Camila no soporta que Ana María Aldón haga tanto daño a Ortega Cano: el matrimonio se tambalea

"¿Se ha ido tu marido, Ortega Cano, molesto de El Rocío?", insistía Emma reformulando la pregunta. "Si le molestan algunas cosas o le ofenden, lo hablaremos y le pediré disculpas", respondía entonces la de Sanlúcar yéndose por las ramas.

"Ana María, ¿tú eres consciente de que con la entrevista que has dado te has cargado tu matrimonio? Has tocado un hueso duro porque sabemos lo que son Gloria y José Fernando para Ortega. No has ido a tirar contra la hermana de Ortega, los cañonazos han ido ahora a sus hijos", le ha dicho en un tono más directo José Antonio Avilés, pero ella evitaba responder otra vez asegurando que no escuchaba bien.

"Ana María, llevo desde 2004 en la televisión y el ido a El Rocío un montón de veces. Por el pinganillo se escucha perfectamente, a tus amigos les dices que paren un poquito y nos contestas", le ha dicho Raquel Bollo. "Nos da la sensación de que escuchas las preguntas pero las respuestas se desvanecen", añadía Emma.

Tras una pausa publicitaria, la conductora de Viva la vida le comunicaba a los espectadores que la conexión con El Rocío no había podido retomarse: "Yo creo que Ana María tampoco tenía muchas ganas de escuchar".

Isabel Rábago era una de las más molestas con la actitud de Aldón: "Pues que no entre, Emma. Es que tampoco podemos hacer nuestro trabajo. Lo fácil es dar exclusivas los miércoles, que a mí me parece estupendo, pero yo, como periodista, cuando veo que me está mintiendo... ¡Jolín! Pues tendré que volver a preguntar".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin