Famosos

Shakira y Piqué también separan sus fortunas: todo lo que tendrán que repartirse (además del tiempo con sus hijos)

Ya es un hecho. Tras casi doce años de relación y dos hijos en común, Shakira ha confirmado lo que adelantábamos el pasado jueves: su separación de Pique. Muchos apuntan a que una infidelidad ha sido la gota que ha colmado el vaso de la cantante, que nunca quiso casarse con el futbolista por "mantener viva la pasión". Una pasión que, al menos de momento, se ha apagado. Ahora llega la batalla por separar su cuantiosa fortuna.

Piqué lleva semanas sin disimular y ya era un secreto a voces que salía muchas noches de marcha con compañeros del Barça mucho más jóvenes que él, lo pasaban en grande en garitos de gente guapa de la calle Tuset de Barcelona, y luego, en lugar de volver a su hogar familiar, Gerard se quedaba en la casa que tenía antes de irse a vivir con Shakira, un piso en la calle Muntaner.

Muchos medios hablaban de crisis de pareja pero este jueves desde Informalia dimos un dato definitivo, que probaba lo que luego se ha confirmado: el futbolista y la cantante habían acudido a sus abogados para formalizar su separación, organizar el reparto de sus bienes y la situación de sus dos hijos en común. 

Un día antes, el miércoles, paparazzi que hacían guardia en la vivienda familiar de Shakira y Piqué en Ciudad Diagonal, contemplaron una escena muy reveladora: llegó el futbolista a la que se suponía que era su casa y no podía entrar con sus llaves. Tuvo que llamar al timbre para que le abrieran. Este sábado se supo por fin qué estaba pasando.

"Lamentamos confirmar que nos estamos separando. Por el bienestar de nuestros niños, que son nuestra máxima prioridad, pedimos respeto a la privacidad. Gracias por su comprensión", decía este sábado Shakira a través de la agencia Efe, confirmando la información y dejando bien claro que esto no es una crisis sino el final de su historia de amor con Piqué. 

Si bien en sus doce años de relación no oficializaron con una boda su unión, hay temas económicos que están muy claros. Sus respectivas fortunas profesionales son independientes pero hay otros asuntos delicados que tendrán que pactar. El principal, como ya adelantó este medio, la custodia de sus hijos: Milan, de nueve años, y Sasha, de seis. La cantante colombiana no quiere quedarse a residir en España y el futbolista se niega a que se lleve a los niños, que estudian en un colegio americano, y les cambie radicalmente la vida, teniendo en cuenta que han nacido y crecido en Barcelona y es aquí donde tienen el colegio, su familia paterna y amigos.

Los padres de Piqué viven casi al lado de la mansión que hasta hace poco servía de hogar al culé, la cantante y sus dos hijos, en casas independientes pero muy cercanas. Y los padres de la colombiana se instalaron en la mansión de su hija hace dos meses, si bien no podemos afirmar que llegaran a España para apoyar a su hija cuando ya había hecho aguas su relación. Sobre si ha habido o no terceras personas, hay rumores para todos los gustos que señalan a Piqué como presunto infiel, aunque no se ha publicado ni una sola imagen que pruebe nada de eso y en el comunicado no hay referencia alguna a ese peliagudo asunto.

Ataque de ansiedad

No es cierto es que Shakira sufriera un ataque de ansiedad, como publicó Hola. La verdad es que el padre de la cantante, William Mebarak, se cayó y tuvo que ser ingresado en el hospital, un accidente que, como es lógico, alteró a la intérprete y a su madre, Nidia Ripoll, hasta que el padre fue atendido y la situación se controló. La propia Shakira lo aclaró en redes sociales, aportando para los incrédulos una imagen de su padre dolorido.

Fortuna

Lo que sí es cierto es que en estos años de amor, Shakira y Piqué han amasado una fortuna común que ahora sus abogados tendrán que encargarse de separar de manera equitativa. Y que algunos medios especializados cifran en unos 700 millones de euros. Y es que si por separado eran un filón económico brutal, juntos multiplicaron sus ganancias.

Su historia ya empezó con escándalo. La colombiana mantenía una relación con Antonio de la Rúa, hijo menor del ex presidente colombiano Fernando de la Rúa, cuando en el Mundial de fútbol de 2010 conoció al futbolista y se enamoraron. Entonces también tuvo que luchar por lo que era suyo porque ella es una mina de oro.

Considerada una de las mejores cantantes del planeta, Shakira ha ganado, nada más y nada menos, que 420 premios, entre ellos, 13 Grammy Latinos y 3 Grammy. Y según Forbes su fortuna ronda los 300 millones de dólares, unos 280 millones de euros. Pero no solo la ha amasado con la música. La cantante de La Tortura empezó a cantar con 13 años, tiene negocios, inversiones y un cuantioso patrimonio inmobiliario al margen del futbolista.

Por poner un ejemplo, gracias a su participación en The Voice, la versión de EEUU, los dos últimos años ha ganado 12 millones de dólares. Ahora participa en el talent de la NBC Dancing WithMy self. Y además están sus contratos publicitarios. Tiene repartidas por el mundo siete importantes propiedades: una en su Barranquilla natal, otra en República Dominicana, una mansión en Miami, otra en Capri, un ático en Nueva York, una propiedad en Punta del Este y hasta una isla en Bahamas.

4,7 millones

Por su parte, el futbolista se embolsa anualmente 4,7 millones de euros gracias a su contrato con el F.C. Barcelona, pero también tiene muchos negocios al margen del campo de juego. El catalán es propietario de la empresa Kosmos Holding. Con ella gestiona los derechos de La Ligue 1, la primera división del fútbol francés. En 2018 también compró el equipo FC de Andorra y resolvió sus problemas financieros. De la misma manera la empresa es una de las organizadoras de la Copa Davis de tenis y la Supercopa de España en Arabia Saudí. Además, tiene una empresa familiar de gafas que opera en España y en Estados Unidos.

Shakira, de 45 años, y Piqué, de 35, comparten la propiedad de una casa que adquirieron juntos en Espulgues de Llobregat: una mansión descomunal, de 3.800 metros cuadrados, remodelada con los mayores lujos. Ese ha sido su hogar hasta hace unas semanas, cuando decidieron tomar caminos separados. Entonces Piqué se marchó a su piso de soltero. La casa la compraron en 2012 por 4,5 millones de euros. Tiene gimnasio, piscina, sala de cine, cancha de tenis y, por supuesto, un estudio de grabación, donde Shakira ha creado su última canción con Raw Alejandro cuya letra muchos ven ahora muy reveladora: "Por completarte me rompí en pedazos. Me lo advirtieron, pero no hice caso. Me di cuenta que lo tuyo es falso. Fue la gota que rebasó el vaso. No me digas que lo sientes. Eso parece sincero, pero te conozco bien y sé que mientes. Te felicito, qué bien actúas. De eso no me cabe duda…".

Pedralbes

Además de este casoplón, en 2015 compraron por 5 millones otro en el lujoso barrio de Pedralbes, donde vivían la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin. Tiene 1.300 metros cuadrados. Shakira y Piqué tienen en común propiedades y también preocupaciones. A ella Hacienda le reclama 14,5 millones de euros por los ejércitos de 2012 a 2014. Ella decía que entonces residía en Bahamas y el fiscal mantiene que pasaba gran parte del año en Barcelona. Recordemos que la sacaron hasta yendo a su peluquería habitual en Barcelona para argumentar que su residencia estaba en la Ciudad Condal.

Piqué también tiene asuntos pendientes. La Fiscalía Anticorrupción abrió una investigación contra él y Luis Rubiales, presidente de la Federación de Fútbol, el pasado 19 de mayo, para determinar si hubo o no delito en el contrato para jugar la Supercopa de España en Arabia Saudí.

Shakira, Shakira

Shakira no parece que vaya a quedarse en casa llorando y tomando helado para pasar el desengaño, la rabieta o el desgarro del fin del amor: acaba de estrenar el talent Dancing with myself en la NBC norteamericana, fue una de las estrellas más aplaudidas en Cannes y de momento se ha ido a Menorca con sus dos hijos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin