Famosos

Primicia: Shakira y Piqué inician el proceso de separación en Barcelona: se avecina guerra por los niños

No hay vuelta atrás: la cantante colombiana y el futbolista blaugrana han iniciado el proceso oficial de separación en Barcelona. No han podido superar su última crisis tras 12 años de relación y tanto Shakira (45) como Gerard Piqué (35) han contratado abogados especializados para iniciar los trámites: no están casados, pero comparten cosas importantes sobre las que hay que poner orden. Fuentes de toda solvencia aseguran a Informalia que ninguno de los dos quiere dinero del otro, pero sí habrá problemas (y muchos) con respecto a la custodia de sus dos hijos, Milan y Sasha.

La artista no quiere continuar viviendo en Barcelona. Aquí no tiene amigos ni familia (salvo la de Piqué) y Hacienda la persigue desde hace años, por lo que tiene intención de mudarse e instalarse en otro país. Con sus hijos, por supuesto. Y aquí empiezan los problemas: Piqué se niega a separarse de sus hijos y alude a que los niños nacieron en Barcelona, aquí se han criado y aquí tienen su colegio y sus amigos. Un traslado trastocaría su vida y no ve la necesidad. Las mismas fuentes nos indican que ninguno de los dos está dispuesto a ceder en este punto, por lo que de no llegar a un acuerdo amistoso, las cosas podrían ponerse feas.

La noticia sobre la separación de Shakira y Piqué saltó hace apenas 24 horas, cuando las periodistas Laura Fa y Lorena Vázquez aseguraron en el podcast 'Mamarazzis' que la colombiana habría pillado a su chico con otra mujer (al parecer, la madre de su compañero Gavi). Esta supuesta infidelidad habría hecho que Piqué abandonara el hogar conyugal y se mudara, hace unas semanas, a su piso de soltero en el centro de la Ciudad Condal. Añadían, además, que el defensa catalán está "desbocado" y sale de fiesta casi a diario con algunos compañeros de equipo, con los que disfruta de la buena compañía femenina en los reservados de las discotecas más conocidas: Bling Bling y Patrón.

Shakira y Piqué se conocieron y enamoraron en el Mundial de Fútbol en Sudáfrica, el que ganó España gracias al gol de Iniesta y que bailamos al ritmo de Waka-Waka. No se han casado pero sí han formado una preciosa familia con dos hijos: Milan, de 9 años, y Sasha, de 7. Los pequeños están muy unidos a sus padres y comparten aficiones y hobbies: fútbol, música y deporte.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

FC Barcelona BASURA
A Favor
En Contra

EN ESTE CASO

LOS NIÑOS CON SU MADRE

Y SIN VISITAS DE SU PADRE PVTERO Y LADRÓN

ADEMÁS DE HIJO DLGP

NO CONSUMAS PRODUCTOS SEPARATISTAS

NO COMPRES ARTÍCULOS NIKE

Puntuación 6
#1