Famosos

Ana María le para los pies a Gloria Camila y le da un toque de atención a Ortega: "Yo no permito que mi hija hable mal de él"

A Ana María Aldón no le sentó bien que la hija de su marido, Gloria Camila, dijera en televisión que no se pondría sus diseños porque están pensados "para gente mayor", entre otras cosas. Las aguas no se han calmado y ahora las nuevas declaraciones de la esposa de Ortega Cano vía exclusiva intensifican la guerra.

Lea tambiénEl último desprecio de Gloria Camila a Ana María Aldón: "No me pondría sus diseños"

A Gloria Camila, como ella misma confesó, también le molestó que en la Fashion Week de Sálvame saludara al diestro con dos besos y al presentador, Jorge Javier Vázquez, con un abrazo. 

Al respecto, Ana María dice: "Que digan lo que quieran de mí. No se lo voy a tener en cuenta. Estoy en un momento de calma. Jorge Javier estaba luciendo un diseño mío que él no había visto, me dio mucha alegría. A mi marido le doy dos besos en mi casa y el cariño se lo demuestro estando a su lado".

Lo explica en Lecturas, en una entrevista por la que habría acordado 30.000 euros, según nos cuentan a Informalia. Aunque esta exclusiva podría estar incluida dentro de un paquete. 

Por otro lado, da a entender que Gloria debería medir sus palabras en televisión y para ello, ha puesto de ejemplo a  su hija, Gema, fruto de una relación anterior: "Mi hija no critica a mi marido". 

No obstante, ella no piensa mediar para que Gloria Camila cambie su actitud: "¡Yo no puedo hacer nada, ni con su hija ni con su hermana ni con su prima! Si alguien puede hacer algo, que lo haga él. Yo se lo digo a mi hija". ¿Insinúa que Ortega debería hacer algo? Que cada uno juzgue como quiera: "No voy a permitir que la mía hable mal de él".

Lea tambiénAna María Aldón sufrió un ataque de ansiedad en plató y tuvo que ser atendida por un médico

Aunque le duela, trata de quitarle hierro al asunto: "Ella es responsable de lo que dice. Tampoco es que me vaya yo a morir porque haya dicho que no le gusta mi colección. Y los besos se los doy a su padre en casa. Quería [Gloria Camila] que yo tuviese un encuentro allí como 'Ahhh, ha venido el amor de mi vida'". 

En este sentido, se muestra firme: "Cada uno es libre de opinar lo que quiera. Los trapos sucios los lavo en casa y los besos también los doy en casa", sentencia.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin