Famosos

James Rhodes, desatado en su bodorrio con Micaela Breque: "Soy el puto Farruko"

Se casaron en agosto cuando las restricciones del Covid todavía trastocaban planes, pero meses después han rendido cuentas al celebrar su boda por todo lo alto. Así las cosas, James Rhodes (47) le ha dado el 'sí, quiero' de nuevo a su novia, la actriz argentina Micaela Breque (33), y en las redes sociales han dado algún que otro detalle del sarao.

Lea también James Rhodes se casa con Micaela Breque y los dos estallan tras los titulares argentinos: "Una ex de Calamaro", escriben

Este lunes, el pianista compartió en Instagram varias imágenes de la celebración. En ellas aparecen vestidos de novios mientras celebraban su amor y bailaban, muy entregados: "Nunca podría bailar como británico. Y de repente cuando me hice español soy El puto Farruko".

La ceremonia tuvo lugar este sábado en Madrid y, al parecer, se lo pasaron en grande con las alrededor de cien personas que invitaron: "Épico todo", escribió el compositor junto a otras fotos. Estaba completamente entregado al disfrute de sus invitados y al amor que siente por su compañera de vida: "I love you [Te amo]. Con toda mi alma". 

La actriz también hizo testigos a sus seguidores de este día tan especial: "Pasaron cosas. Muchas. Desde cuarteto y cumbia hasta coplas cantadas en directo y el gran Bowie uniéndonos a todos. Me derrito cada minuto un poco más con mi marido (...) Amor de mi vida, te amo con toda mi entrega". Entre los presentes estuvo un gran amigo del actor, Benedict Cumberbatch, el protagonista de Doctor Strange nominado dos veces al Oscar por The imitation game en 2015 y por El poder del perro en esta última edición. El actor Tamar Novas (Quien a hierro mataEl desorden que dejas) fue el padrino de bodas. 

Su historia de amor

Antes de conocer al británico, la actriz conocía muy bien nuestro país gracias al cantautor Andrés Calamaro, con el que estuvo saliendo desde 2010 a 2017 y con el que se trasladó de su país natal para vivir en la capital española. Dos meses después de romper con él conoció a James Rhodes, del que había quedado prendida gracias a sus obras y también gracias a su autobiografía Instrumental, en la que desgrana los problemas que atravesó durante su niñez y también sus adicciones a las drogas y el alcohol.

Lea también - Lluvia de palos a James Rhodes tras ser pillado en una clínica privada: "Defensor de la pública desde la barrera"

"Quedé muy conmovida, como tantos. Y le puse un comentario en Instagram sin ningún interés. Solo para agradecerle la valentía por contar eso. Me pareció heroico. Me contestó y con el tiempo fuimos hablando más y un día fui a uno de sus conciertos. Y así empezamos", contó en una entrevista en la revista Gente de su país. A partir de aquí comenzaron a conversar y todo fluyó de maravilla, hasta el punto de que tan solo unos meses después el pianista decidió no vivir en Londres como tenía pensado sino trasladarse a Madrid para que la relación cuajase.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin