Famosos

Emotivo homenaje de la plaza de toros de Aranjuez a Pedro Trapote Jr.

Cientos de caras conocidas acudieron a la localidad para rendir tributo al joven ganadero, hijo del legendario y querido empresario de la noche madrileña. París, Malta, Aranjuez... Cada una de estas tres ciudades forman las aristas de un perfecto triángulo entre el que la alta sociedad madrileña ha circulado este fin de semana como si todos los caminos condujeran a un evento en lugar de a Roma.

Parecería que no hemos pasado por una pandemia mundial sino fuera por hechos tristes que nos lo recuerdan, como la muerte de Pedro Trapote Jr., a los 54 años, hijo del famoso empresario de la noche madrileña, que todavía no acaba de levantar cabeza.

Lea también - Muere el ganadero Pedro Trapote a los 52 años, hijo del dueño de Joy Eslava, Barceló o la chocolatería San Ginés

Ha sufrido el palo de su vida y, "aunque hay que continuar, que un hijo se vaya antes que tú cuesta superarlo, y mucho". Así lo reconocía a Informalia este domingo por la mañana, justo antes de coger un vuelo destino a Madrid desde París, donde había sido invitado a la final de la Champions. "Aún me quedan cuatro hijos y nueve nietos, pero he perdido a Pedro muy pronto", se apenaba con voz ronca y emocionada. 

Pedrito falleció en Sevilla tras sufrir un infarto, en la finca familiar que él mismo regentaba junto a la ganadería. No en vano ha sido el más aficionado de todos sus hermanos, en total cinco. Durante años se le podía ver acompañando a Fran Rivera Ordóñez, del que era amigo, para después convertirse en íntimo -casi escudero- de José Tomás.

Este domingo, la Plaza de Toros de Aranjuez, con el empresario Carlos Zúñiga al frente, quiso rendirle tributo dedicándole el cartel, con una paloma blanca al vuelo. Morante, Talavante y Luque hicieron el paseíllo sobre el nombre del Pedro, que aparecía pintado en el albero. "Era sencillo y prudente", comentaba Zúñiga que había conseguido llenar prácticamente la plaza en una tarde en la que todavía se sigue celebrando San Isidro.

La familia Trapote tiene desde hace muchos años una fuerte relación con Aranjuez, donde posee un palacete de época el dueño de Joy Slava y el Teatro Barceló -ahora también hacedor del imperio churrrero San Ginés, presente en varias partes del mundo, entre ellas Japón.

En este maravilloso enclave, sitio Real, bañado por el Tajo, cada temporada Pedro celebraba una fiesta memorable, en los jardines llamados de Oñate, a la que todo Madrid quería ir, porque además se sabía que echaba, con su afán de ser espléndido y generoso, la casa por la ventana. Esa llave la tenía, además del dueño de la casa, por supuesto, el recordado Jean Louis Matthieu, un caballero de acento francés al que encargaban las relaciones públicas. Y, aunque Trapote hace tiempo que no había vuelto a abrir su residencia, anoche quiso agradecer a todos los amigos que se acercaron a la plaza el cariño demostrado convocando a un cóctel-cena. 

En la plaza estuvo la familia en pleno: Begoña García Vaquero, esposa del empresario, que recién llegaba desde Malta, donde estuvo en la fiesta de Sandra García-Sanjuán; y el resto de la saga, Sergio, Pablo y Gonzalo -a falta de confirmar por este diario si asistió Christian-, así como los hijos mellizos que tuvo Pedrito Jr. fruto de su matrimonio con Diana Dominguín, de la que se acabó separando. 

Disfrutaron del faenón de Talavante, que cortó dos orejas a su segundo, Jaime de Marichalar, y por otro lado, en una andanada de sol -los espectadores se hacían cruces-, su hija Victoria Federica, que se mueve por las plazas de España como una más. La viuda del Marqués de Griñón, Esther Doña, volvió a la plaza con su novio, el juez Pedraz, después de haber disfrutado de un almuerzo con un grupo de amigos en una terraza del Real Sitio. La hija de Hidalgo, de Air Europa, Cristina; la familia Rubio, antiguos dueños de las Mantequerías Leonesas, o el íntimo amigo del Rey Emérito, Manolo Piñera, con quien comparte abono en Las Ventas, el escritor Sánchez Dragó; o el político Espinosa de los Monteros y el torero, ahora Instagramer y también modelo, además de cocinero, Oscar Higares, que asistieron y compartieron el recuerdo y el homenaje, además divertida tarde de domingo. Tana Rivera y Mari Ángeles Grajal, viuda de Jaime Ostos, también han estado en el tendido. 

Santiago Pedraz, en las redes sociales de Doña
WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud