Famosos

Cómo afrontar el paro: la angustia de Carlota Corredera, agobiada por su futuro profesional

Carlota Corredera cumplirá 48 años en dos meses, una edad complicada en lo laboral para muchos españoles y españolas. A poco de llegar al medio siglo, la gallega está de los nervios. Durante una larga temporada en Telecinco, vivió las mieles del éxito. De hecho, cumplió su sueño de pasar de directora de grandes formatos a presentadora. Pero lo que no esperaba la viguesa es que su implicación y aquella vehemencia con la que se posicionó en el caso de Rocío Carrasco le pasara factura hasta el punto de dejarla en el paro. Primero, de cara a la opinión pública, y luego, por extensión, de cara a la cadena.

De hecho, es un secreto a voces que su salida de Sálvame, "un despido disfrazado", en opinión de una fuente de su propia productora, tiene mucho que ver (por no decir todo) con este asunto, y no porque le pusieran a trabajar en un nuevo formato, como se encargaron de vender desde La Fábrica de la Tele. El problema que ha llevado a Carlota Corredera a ser casi una 'apestada' en la cotizada cadena que pilota Paolo Vasile, usando la expresión verbalizada literalmente por nuestro informante, nada tiene que ver con el caso Deluxe, la trama de espionaje a famosos que ha llevado a los tribunales a directivos y otros trabajadores de la productora, como los directores Alberto Díaz y David Valldeperas.

En Mediaset ya no la quieren

No hubo nunca en realidad un proyecto en marcha para Carlota. Y lo que es peor y tiene muy preocupada a esta profesional: no lo habrá en un futuro cercano. "Porque sencillamente en Mediaset ya no la quieren", según aseguran a este medio personas de la cadena. "Hacía tiempo que querían desprenderse de ella pero no sabían cómo. Para ellos ya estaba quemada. Aprovecharon que quitaban a los directores por el caso Deluxe para quitarla a ella también. Pero, como podéis ver, ellos han vuelto y ella sigue desaparecida y sin proyecto", sentencia nuestra fuente.

Ahora que ya han pasado muchas semanas desde su marcha, Corredera ha empezado a darse cuenta de esta angustiosa realidad. Tanto es así que "está agobiada y en crisis porque no ve muy claro eso de nuevos formatos. Empieza a dudar de su futuro y comienza a pensar otras salidas profesionales a las que acogerse", cuentan a este medio. Y nos desvelan que, al parecer, "ha llamado a más de una puerta y no ha recibido las respuestas que esperaba".

Lea también - Carlota Corredera, sin trabajo: se consuela en África tras ser víctima del efecto Rocío Carrasco

De momento, Carlota sigue en casa, pensando y dándole vueltas a algún formato que defender con la empresa que creó junto a su marido, pero de momento todo han sido negativas. Y encima ve cómo sus compañeros, David Valldeperas y Alberto Díaz, a los que en principio apartaron al mismo tiempo que a ella por su implicación en el caso Deluxe, han regresado a sus puestos de trabajo y ella no. De ahí la desesperación.

Sus más allegados intentan tranquilizarla pero Carlota es una curranta nata y no tiene paciencia para esperar sentada una llamada. Por eso está aprovechando el tiempo en salir con sus amigos y viajar, pero eso tampoco le vale. "Ella quiere trabajar. Y quiere continuar en Sálvame. Es como su bebé y sabe que no le queda mucho. Le encantaría formar parte del programa hasta el último momento", nos aseguran.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud