Famosos

Berlusconi, contra las cuerdas: piden seis años de cárcel para él por el escándalo de sus fiestas 'bunga bunga'

Los responsables de Sálvame no son los únicos jerifaltes de Mediaset que se enfrentan a los jueces. Si miramos algo más arriba veremos que el capo di capi del grupo de comunicación italiano, el que 'firma' los cheques, por decirlo así, también tiene problemas. A sus 85 años y recién casado (aunque fuera un paripé) con la diputada Marta Fascina, 53 años más joven que Il Cavaliere, el ex primer ministro italiano tendrá que rendir cuentas por sus 'bunga bunga'.

La Fiscalía italiana ha pedido este miércoles durante su alegato final en un tribunal de Milán seis años de prisión para el antiguo primer ministro, Silvio Berlusconi, por soborno y manipulación de testigos de algunas de las personas que asistieron a sus famosas fiestas 'bunga bunga', en las que habrían participado menores.

Lea tambiénBerlusconi, de 85 años, y su novia diputada, de 32, se dan el 'sí, quiero' en una boda simbólica

Este proceso es uno de los que conforman el conocido como caso 'Ruby ter', en alusión al apodo con el que era conocida la joven marroquí que acudía a estas fiestas, Karima el Mahroug, quien se cree que junto a otras mujeres que pululaban por estas bacanales era menor de edad.

La fiscal Tiziana Siciliano ha pedido además de su entrada en prisión durante seis años, que le embarguen bienes por valor de 10,8 millones de euros. Por su parte, para El Mahroug, acusada de perjurio y falsificación de documentos, han solicitado cinco años de cárcel y el decomiso de otros 5 millones de euros.

El otro fiscal del caso, Luca Gaglio, ha explicado que Berlusconi "decidió pagar el silencio y las mentiras" tanto de El Mahroug, como de los demás invitados que acudieron a las fiestas 'bunga bunga' en su villa de Arcore, en el norte de Italia.

"A estas chicas les aseguraron que estarían bien tanto de ingresos, con una cuota mensual de 2.500 euros, como de alojamiento", ha contado Gaglio, según informa el diario La Estampa. Una declaraciones que casan con las versiones de algunas testigos durante el juicio, que reconocieron que Berlusconi se portó como un "padre" y que, entre otras cosas, les pagó un piso.

Este juicio es el tercero al que ha tenido que hacer frente Berlusconi después de que saltara el escándalo en 2010 tras ser acusado de abuso y prostitución de menores, caso del que fue absuelto por falta de pruebas.

El caso que le atañe en estos momentos investiga si 'Il Cavaliere' --como era conocido-- presionó y sobornó a los invitados, entre ellos estas jóvenes, de aquellas fiestas para evitar los cargos por prostitución de menores.

Lea también - Silvio Berlusconi celebrará un 'bunga bunga' con la joven Marta Fascina: "La fiesta del amor"

Durante el juicio, la fiscal Siciliano acusó a Berlusconi de tratar como "esclavas sexuales" a las mujeres que acudían a sus famosas fiestas, donde además acontecían prácticas "medievales" en las que había una "grave violencia".

Durante el proceso, Siciliano ha lamentado que hayan pasado ya ocho años sin depurar realmente responsabilidades por estas fiestas, fruto de idas y venidas judiciales que han terminado por ser "herramientas innecesariamente dilatorias". En el actual proceso hay casi una treintena de acusados.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

A Favor
En Contra

De lo que se mama, se cría..... El mafioso Berlusconi es el dueño y señor de Mediaset, de esos polvos, nos han llegado aquí estos lodos!!!!!

Puntuación 1
#1