Estilo de Vida

¿Dónde reservar para comer en Menorca antes de coger el avión?

Escoger por dónde empezar a devorar la isla de la calma tan de moda es complicado. Pintarroja, la marisquería informal, que el ex elbulli Eugeni de Diego ha abierto en Mahón, es la novedad de la temporada.

Es uno de los paraísos del Mediterráneo, una isla rodeada de playas de agua cristalina y preciosas ciudades y acogedores pueblos. Lugar lleno de historia, es la menos mediática de las islas Baleares, elegida Región Europea de la Gastronomía en 2022, con una vida cultural completa gracias a la inauguración del centro de arte Hauser & Wirth en la isla del rey.

Dicho esto, nos comemos Menorca empezando por Pintarroja, la marisquería canalla en el Puerto de Mahón ideada por el ex elbulli Eugeni de Diego. El cocinero se provee de absolutas joyas que le facilitan los pescadores y productores locales con el objetivo de preservar la esencia del entorno en cada bocado. En definitiva, materias primas frescas, del mar, autóctonas y de temporada, que mima sobre la plancha o que elabora al vapor, protagonistas de una cocina honesta y sin florituras.

Al echar un vistazo a la carta le va a parecer sencilla, pero es complicado decidirse. ¿Qué le parecen unos mejillones con sobrasada? ¿Unas patatas fritas con huevos y gambas? Y, por supuesto, las gambas y los canyuts a la plancha. Jamás abandone el lugar sin probar la torrija ensaimada de Wilmot. De beber, la pomada, estamos en Menorca. Amagatay es un pequeño refugio en una finca agrícola del siglo XIX en el que respirar paz en plena armonía con la naturaleza. Cuenta con la asesoría gastronómica de Juanjo López Bedmar (La Tasquita de Enfrente) y la ejecución diaria de Samuel Carrillo e Inés Blázquez, de El arte de servir (Murcia). El camot, la car i xulla, la sobrasada y los quesos de la isla deben protagonizar el aperitivo para continuar con la raya 'meunière' y la langosta frita con patatas y huevos.

Por el Camí de Macarella llegamos a Morvedra, destino en el que pedir la ensalada de lubina, el gambusi frito, el steak tartar con sobrasada y la mítica caldereta de langosta. Hemos de decir que hasta a Oriol Castro le llamó la atención la profundidad de sabor de la elaborada por David Coca en Sa Llagosta, en Fornells, quien la elabora de distintas maneras (a la sal, en tempura…). Sa Pedrera d'es Pujol es uno de los restaurantes más longevos de la isla. Cuenta con una mesa del chef en la que disfrutar de un menú Omakase a la menorquina para como máximo catorce comensales, que encabeza la 'oliaigua' con higos en texturas, una sopa menorquina de sofrito hecha con cuatro tipos de tomate autóctonos, una preparación que lleva veinte años en la carta.

Vermell se llama el restaurante del nuevo Son Vell y al frente encontramos a Joan Bagur, quien basa su cocina en los productos de kilómetro cero y en las recetas antiguas menorquinas. Burdell de Foc es una antigua masía menorquina a las afueras de Mahón regentada por Javier Goya (Triciclo), José Fuentes (KultO) y Fran Ramírez (maître-sumiller). ¿Qué pedir? Los mejillones con sofrito de tomate, hinojo, cayena, alcaparras y piel de limón. Torralbenc es un agroturismo, cuya carta de vinos ha sido reconocida por la prestigiosa revista 'Wine Spectator' en los premios Restaurant Awards 2021. Aquí, Gorka Txapartegi es el artífice de recetas alimentadas por productos autóctonos y ecológicos.

Restaurante Burdell de Foc

Viñedo de Torralbenc

En Ciudadela, la parada obligatoria es también en Ulisses, cuyos propietarios cuentan con barca para asegurarse la calidad de las joyas del mar. Muy cerca se encuentra S'Amarador mientras que en Sant Climent Vicent Vila ha convertido Es Molí de Foc en un espacio en el que reservar la paella de langosta antes de coger el avión.

Por último, la sucursal del mítico Thai Garden, aquí con el apellido Arena Beach, es uno de los 24 restaurantes que aloja Lago Resort, un complejo hotelero en Cala'n Bosch o, mejor dicho, "una isla dentro de la isla" a sólo diez kilómetros de Ciudadela. Al diseñar la carta, Emilio Carcur tuvo claro apostar por las recetas más callejeras con los curries como reyes de la propuesta, así que cualquier noche de verano pida el verde con colas de langostinos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud