Estilo de Vida

De los creadores de la doble limpieza, llega la doble exfoliación: toma nota

Seguramente no es la primera vez que lees u oyes que a tu piel le viene bien una buena exfoliación unas dos veces a la semana o, incluso, a diario si se trata de productos formulados con menor carga de ácidos. Y es que la exfoliación es para las expertas algo fundamental: "Es casi, junto con la limpieza, lo más importante. Es la única forma de darle a la piel un empujón para que se resetee y ayuda a eliminar células muertas, redefinir los poros, eliminar impurezas u obstrucciones y ayudar a la piel a que se regenere y promueva un aspecto más jugoso, luminoso y saludable", comenta Raquel González, cosmetóloga y directora de educación de Perricone MD. Pues bien, ¿y si te decimos que la exfoliación como tal es lo estándar, pero que hay un término, conocido como doble exfoliación, que es súper avanzado? Como lees y, para que entiendas el porqué de la doble exfoliación y cómo puedes llevarla a tus cuidados faciales, te dejamos toda la información a continuación.

¿Por qué la piel necesita exfoliarse?

Responder a esta pregunta es como volver a primero de rutinas faciales. Imaginemos la piel como un edificio que se va renovando poco a poco desde las plantas inferiores hasta la azotea. "En la fase de regeneración, van pasando a la superficie poco a poco todas las células muertas y, no solo eso, se amalgaman. Imaginemos que se quedan adheridas como con un cemento", expone Sonia Ferreiro, cosmetóloga y biotecnóloga de Byoode. "Cuando la piel no se exfolia, esas células muertas dejan la tez con un tono apagado, cetrino, con impresión de pigmentación porque son muy ricas en melanina, con sensación de poros agrandados y acrecientan la propensión a la aparición de imperfecciones", añade Elisabeth San Gregorio, directora técnica de Medik8.

"Una buena exfoliación consigue romper las cadenas que unen las células muertas y permite que se desprendan, dejando solo visible las capas de piel más sanas y jóvenes", suma Estefanía Nieto, directora técnica de Omorovicza. Con esto, conseguimos ese rostro con el que siempre hemos soñado: con sensación de poros más finos, piel uniforme, aspecto más joven y con más luminosidad que el oro colombiano.

¿Por qué dos fases de exfoliación?

Y dirás: 'yo siempre me he exfoliado una vez y ya está', ¿por qué son necesarias ahora dos fases? La respuesta está en la siguiente explicación de Bella Hurtado, técnica cosmética en Boutijour: "Mientras que algunos tipos de exfoliantes son buenos para romper las cadenas que unen las células muertas, otros son mejores para ayudar a que se desprendan esos 'cadáveres' de nuestra piel, eliminando la capa más superficial para revelar la piel más sana y joven".

¿Qué exfoliantes usar en cada fase?

Desde hace años, las exfoliaciones a base de ácidos o enzimas han dejado un poco de lado a la exfoliación física, la que incluye gránulos o esferas que trabajan sobre la piel. "Solemos recomendar de forma continuada más los ácidos porque con ellos controlas la actividad que hay sobre la piel. En cambio, con la exfoliación física, hay que confiar en la fuerza de quien lo aplica y, en muchas ocasiones, se suele hacer con demasiada presión y se producen microheridas y otros procesos inflamatorios", argumenta Marta Agustí, técnica experta en cosmética y asesora en Pure Niche Lab. Recomienda "usar exfoliantes físicos porque para resetear la piel son súper efectivos al tener mayor capacidad de arrastre, pero la clave está en usarlos de dos a tres minutos y, al masajear en círculos sobre la piel, hacerlo con muy poca o casi sin presión. El éxito estará más en la repetición del gesto que en la fuerza que apliquemos". Igual que con la doble limpieza necesitamos, como primer producto, uno con mayor capacidad de arrastre, con la doble exfoliación requeriremos un primer exfoliante físico que "debe tener microesferas perfectamente redondeadas para evitar fisuras. Muchos de los nuevos exfoliantes son en polvo, casi sin esferas perceptibles, de hecho", añade Sonia Ferreiro, de Byoode.

Petals of Botanique de Boutijour (63 euros) es una mascarilla con extractos botánicos y antioxidantes de alto efecto tensor y detoxificante. Lleva esferas de semilla de albaricoque para, al retirar, hacer una completa exfoliación física. 

Adzuki & Ragi Fantasy de Byoode (34 euros) es un revolucionario exfoliante en polvo. Hace micro-exfoliación física y también química gracias a su contenido en gluconolactona y ácido fítico. Se echa en la mano, se mezcla con agua hasta producir una espuma y ya se aplica sobre la zona a exfoliar. 

Tras esa primera exfoliación, de mayor impacto, se seguiría con una que puede ser de diferentes tipos según las necesidades de cada piel y que ayudará a eliminar las células muertas restantes o, como decían la experta, a eliminar esos 'cadáveres', permitiendo también tratar a nivel de poro los niveles de grasa, por ejemplo. En cuanto a los ingredientes que mejor le vienen a cada piel: "En pieles más grasas, se puede optar por cosméticos con ácido salicílico, más afín con las grasas y seborregulador. En pieles más secas, por AHAs como el láctico o el glicólico y, por último, tenemos opciones menos agresivas entre las que están los polihidroxiácidos, como la gluconolactona o el ácido lactobiónico, y las enzimas exfoliantes", analiza Natalia Abellán, directora técnica de Ambari. Respecto a los formatos: "El día que se haga una doble exfoliación, a la exfoliación física yo le daría continuidad con un suero o con un tónico exfoliante, preferiblemente", opina Raquel González, de Perricone MD.

Silver Skin Tonic de Omorovicza (75 euros) es un tónico que, según la piel, puede incluso usarse a diario. Regenera la piel con un complejo termal y ácido salicílico.

Sleep Glycolic de Medik8 (49 euros) es un suero para usar unas dos o tres veces por la semana, por la noche, pudiendo ser segundo paso de doble exfoliación en pieles castigadas y resistentes. Trabaja a lo largo de 6 horas, mientras dormimos, con un alto porcentaje de ácido glicólico.

¿Cada cuánto tiempo hacer la doble exfoliación?

Así como es necesario exfoliar la piel, no conviene pasarse de frenada. "La piel debe exfoliarse unas dos o tres veces no consecutivas a la semana para promover su proceso regenerador. Si hablamos de doble exfoliación, recomiendo hacerla un día y, los otros dos de la semana, hacer una exfoliación de segundo paso con un tónico, suero o mascarilla únicamente", ese es el consejo de Elisabeth San Gregorio, de Medik8, para asegurar una correcta renovación, pero sin llevar a comprometer la barrera hidrolipídica de la piel.

AM Active 10 Essence de Ambari (105 euros) es una esencia que calma la piel durante la exfoliación al trabajar con aceite de amplio espectro con cannabidiol. Su poder exfoliante está en el 10% de alfahidroxiácidos que componen la fórmula. 

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud