Estilo de Vida

¿Te aprietan tus zapatos? Así es el truco de la patata para agrandarlos de forma fácil

iStock

¿Quién no ha dejado de usar unos zapatos porque nos quedan pequeños y nos resultan realmente incómodos? Lo primero que se nos puede venir a la cabeza es que, en el momento de comprarlos, algo hemos hecho mal y no nos lo hemos probado lo suficiente para determinar que, efectivamente, bien no nos quedan y que necesitamos un número más alto.

Lea también: El truco para salvar los zapatos de cuero si se han mojado por culpa de la lluvia

Esto puede deberse a que, por ejemplo, un pie sea más grande que el otro o algo tan 'fácil' con que se nos hinchen los pies a lo largo del día, algo que puede ser muy habitual en las personas que tienen un trabajo sedentario. De ahí, a que se recomiende darse pequeños paseos cada hora o dos horas si pasamos sentados mucho tiempo. De esta forma favorecemos la circulación sanguínea.

Para ponerle solución a este problema, hay una serie de trucos, como el del congelador, que consiste en llenar una bolsa con agua, introducirla en los zapatos y ponerlos unas horas en el congelador. Sin embargo, corremos el riesgo de que el material del cazado se estropee.

El truco de la patata, paso a paso

Ahora bien, hay otro truco que sirve para estirar la longitud del zapato. Es conocido como el truco de la patata y para llevarlo a cabo tienes que hacer lo siguiente.

Lea también: El truco definitivo para eliminar cualquier tipo de mancha de unos zapatos de ante

Lo primero de todo es pelar una patata bien grande, lavarla y secarla con papel de cocina absorbente. A continuación, ponemos la hortaliza en el interior del zapato y dejamos que actúe durante un período de tiempo comprendido entre diez y doce horas.

Cuando haya pasado ese tiempo, que bien podría ser una noche entera, retiramos la patata y comprobamos si el calzado ha adquirido el tamaño deseado. De no ser así, podemos repetir el mismo proceso el día siguiente.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud