Estilo de Vida

Planes para San Valentín: la ruta del vino de La Mancha, El Toboso, Socuéllamos y los viñedos infinitos

Enoturismo, gastronomía y cultura. Los planes para el día del amor son tentadores: pasar la noche en una casa del siglo XVII en El Toboso, emulando a Don Quijote y Dulcinea; descubrir los orígenes del vino en Socuéllamos, visitar bodegas, viñedos infinitos, pasear por el Barrio del Albaicín o disfrutar de un 'Sunset Wine' entre los molinos de viento de Alcázar de San Juan. Este febrero, amarás la ruta del vino de La Mancha, formada por 17 bodegas.

Arrancamos nuestro viaje en 'Aromas con vino' de Finca Antigua, en Los Hinojosos. Allí nos da la bienvenida el mirador con vista a los viñedos, una ruta por la bodega y cata de vinos con maridaje de tapas. Recomendada la visita guiada por las Bodegas Cristo de la Vega, en Socuéllamos, un referente a nivel nacional que lleva casi 60 años dedicados al cultivo y cuidado de unos viñedos de los que extraen un vino galardonado en todo el mundo. Su oferta incluye un recorrido por la bodega, así como una cata comentada y una botella de vino de regalo. De Bodega Campos Reales, en El Provencio, podemos salir también con una botella de sus mejores vinos, detalle de la casa. Por último, la Bodega Mont Reaga, en Monreal del Llano.

Campo de Criptana es el lugar para enamorarse

La Sierra de los Molinos de Campo de Criptana es el lugar para enamorarse. Allí se encuentra la Casa Rural Vamos Allá, un refugio acogedor en el bellísimo Barrio del Albaicín. Recorrer sus calles empinadas bañadas de blanco y añil, asomarse a ver las casas-cuevas y tomar un picoteo a media tarde siempre apetece. Esta es la propuesta de 'Duerme entre gigantes. Pack experiencia cultural', en la que podremos hacer noche en uno de los escenarios más famosos de El Quijote.

Los molinos de Criptana

En Socuéllamos, el corazón de la ruta, se encuentra el Museo Torre del Vino. La visita incluye una degustación en la vinoteca y las panorámicas vistas desde la torre-mirador.

Uno de los grandes amores que nos ha dejado la literatura del Siglo de Oro es el de Don Quijote por su amada Dulcinea, natural de El Toboso. Don Quixote Tours te propone despertar los instintos literarios y pasar la noche en la Hospedería Casa de la Torre. La escapada incluye una visita a la Bodega Campos de Dulcinea. Más opciones: la excursión de Campos de Dulcinea por su bodega con cata comentada de tres vinos y degustación de una tapa típica manchega.

Hospedería Casa de la Torre

En Alcázar de San Juan proponemos el Hotel Intur, que ofrece una ubicación perfecta para disfrutar de un tour de Enoturismo.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud