Estilo de Vida

Vestirse sexy tras la ruptura: Shakira y La Preysler te enseñan a vengarte de tu ex

Diana de Gales abrió camino en 1994 con el famoso 'vestido de la venganza', un little black dress ceñidísimo y con hombros al aire con el que desafió al estricto protocolo real británico al que había estado sometida tras 15 años de matrimonio. Y fue la primera pero no la única. Shakira, Aitana o Isabel Preysler nos han recordado estos días que el poder de una mujer también reside en su vestidor.

Y es que hay dos formas de reaparecer tras una ruptura: en chándal (al más puro estilo Chenoa) o con el vestido más sexy de tu armario, el llamado 'Revenge Dress'. Hay quien interpreta el concepto como machista. Sin embargo, expertos en moda como Rita Rakosnik contradicen esa idea: "Para mí es un ejemplo del poder de presentación femenino. Cuando no hay voz, usamos la apariencia, una manera también de adueñarse de la narrativa y transformar la tragedia en un triunfo".

Opiniones para todos los gustos. Las últimas famosas en entrar en el selecto club de las solteras han demostrado, desde luego, que una imagen vale más que mil palabras. Y si es 'negra', mejor. Porque el negro es el símbolo de elegancia, prestigio y autoridad. Y no lo decimos nosotras (que también), lo dice la psicología: "Está asociado con el poder, la estabilidad, la confianza y la fuerza". Es el color del misterio, de la nobleza y, por supuesto, del famoso 'vestido de la venganza'.

Desde aquel histórico Stambolian de seda que lució Lady Di tras su divorcio de Carlos III ha llovido mucho. El primer 'revenge dress' nació en 1994, cuando la princesa de Gales acudió a una fiesta de Vanity Fair. Luego han sido muchas las que han seguido la estela y lo han adaptado a su propio estilo y las tendencias del momento: encajes, brocados, transparencias y hasta traje de chaqueta de estilo masculino. El 'vestido de la venganza', además, no entiende de edad ni de clases.

De Shakira a Isabel Preysler

La colombiana, de plena actualidad, apareció en la alfombra roja tras su ruptura con Piqué con este impresionante vestido de escote corazón, abertura lateral y guantes ópera semitransparentes. 

Aitana optó por las transparencias y el estilo lencero tras su ruptura con Miguel Bernardeau, con el que mantuvo una relación de cuatro años. 

María Carey sorprendió tras su ruptura con Tommy Mottola con este atrevido dos piezas con el que se liberó tras años sometida al estricto control del productor musical.

Isabel Preysler nos dejó boquiabiertos con este modelo de Tot-Hom tras anunciar su separación de Mario Vargas Llosa. Con falda princesa y un atrevido top de malla con motivos florales, marcó su figura con un cinturón de cuero XXL.

Irina Shayk, ex de Bradley Cooper, fue una de las más originales con vestido cruzado y abertura de infarto, inspirado en el esmoquin.

Miley Cyrus, que acaba de lanzar Flowers repleta de indirectas a su ex marido, Liam Hemsworth, también se ha decantado por el estilo masculino con traje XXL que, dicen, podría ser del mismísimo actor. Ella le ha dado su toque más picante sin top: solo la chaqueta. 

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud