Estilo de Vida

Blue Monday: cinco tips para que el día más triste del año te resbale (literalmente)

Dicen los expertos que el tercer lunes de enero es el día más triste del año. Se lleva la palma del drama debido a una serie de factores que producen que, en general, todos estemos más tristes. Entre ellos, se encuentran aspectos como las pocas horas de luz, el frío, la situación económica tras las Navidades y los desfalcos de las rebajas o el propio estrés laboral. Llevamos años oyendo que es un día duro y precisamente porque venimos avisadas de ello, ¿no será mejor prevenir que curar? Te dejamos una guía de supervivencia al Blue Monday en cinco pasos. ¿En esencia? Cuidarte mucho, quererte más y acabar el día más guapa, si es que es posible.

Hazte una 'No Makeup Routine'

Imagina hacer una entrada triunfal en la oficina y que todo el mundo te pregunte si te has hecho algo, porque tu rostro está resplandeciente. ¿Será un maquillaje de alfombra roja? No, todo lo contrario. Empieza el día cuidándote. Utiliza una mascarilla durante unos quince minutos, dedícale tiempo al rostro a la hora de aplicarte tus sueros y cremas y termina con productos de tratamiento, pero con color. ¡No es maquillaje! Son cosméticos antiedad que solo tienen el tono justo para que tu rostro se vea más joven, luminoso y saludable. ¿Una dosis de autoestima? Mejor sírvete dos. Lo bueno de estos productos es que quedan totalmente naturales y te dejan ese aspecto de cara lavada, sí, pero de esa cara lavada que todo el mundo desea tener.

Aromaterapia para tus reuniones

No dejes que el estrés laboral te afecte y si lo hace saca ese roll-on que deberías llevar en el bolso. Se trata de Deep Relax Roller Ball, un salvavidas exprés con aromaterapia en su interior. Su aroma, en el que destacan las notas de vetiver, sándalo y camomila tiene una profunda capacidad relajante. Aplícalo en las muñecas y en las palmas de las manos, frota y e inhala la deliciosa fragancia profundamente. Te resbalará lo que te digan tanto como el roll-on sobre tu piel.

Sal a comer fuera

A tu economía le encantará que te lleves una fiambrera con comida, pero si hay un día para un exceso, este es el Blue Monday. Coge a tu compañera y salid para desconectar de la oficina. Cuando llegue la hora de volver, tendrás las pilas recargadas. Eso sí, te recomendamos que sigas una dieta saludable. ¿Por ejemplo? La dieta Perricone, de la cual es fiel seguidora nuestra reina Letizia. Ve a ese sitio de ensaladas que aun no conoces y pídete algo con muchas hojas verdes. "Una ensalada a base de brócoli, espinacas o espárragos verdes es una opción perfecta para aportar nutrientes y antioxidantes como la vitamina C, calcio o magnesio, que frenan el envejecimiento. Además, las hojas verdes contienen una alta proporción de agua, que aporta hidratación a la piel desde dentro", explica desde la firma Perricone MD su directora de educación y cosmetóloga, Raquel González.

¿Se te queda corto? "Añádele salmón a la plancha. Su alto contenido en DMAE, astaxantina y ácidos grasos esenciales es fundamental para mejorar la firmeza de la piel, ofrecer poder antioxidante y mejorar el riego sanguíneo. Lo mismo ocurre con alternativas como la sardina, por ejemplo", explica González. Por último, este día evita los dulces, "ya que provocan picos glucémicos. Cuando suben, estamos eufóricos, pero al bajar notaremos sensación de pesadumbre", concluye.

Sustituye la merienda por un facial

Cuando llegan las 18:00 nos entra un hambre voraz. ¿Será hambre real o un estrés que te da ganas de comerte hasta el portátil? Pica unos frutos secos, tremendamente saludables, y en vez de prepararte una merienda elaborada copiosa, sal corriendo de la oficina para no llegar tarde. ¿A dónde? A ese facial que, si aún no has reservado, deberías hacerlo ya. Será un momento de placer, una forma de poner tu rostro a punto después de las navidades y, sin duda alguna, se convertirá en un parón para olvidarte del duro día de trabajo. Te recomendamos opciones como el tratamiento personalizado de Omorovicza en Six Harmonies Spa (junto a la puerta de Alcalá, en Madrid) o el Calming Facial de Medik8 en Esther Moreno Studio, en Barcelona. Haz borrón y cuenta nueva al Blue Monday con una sesión relajante y renovadora.

Un baño de millonaria

Darse un baño es un capricho y, aunque no hay que ser rica para hacerlo, tenemos más asociado a que son ellas las que más lo hacen. ¿Habrá hecho mella Hollywood en nuestra imaginación con escenas propias de Pretty Woman? Puede ser. Lo cierto es que no nos bañamos tanto como nos gusta, por pereza o por falta de tiempo. El Blue Monday es el día para cambiar la rutina y darse un baño como el que se daría una millonaria en un apartamento de lujo en Manhattan. Para ello, solo necesitas una pastilla de jabón con toque luxury y que haga mucha espuma. ¡La tenemos localizada!

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud