Estilo de Vida

¿Qué es lo verde del roscón de Reyes? Te estás comiendo una verdura y no lo sabías

iStock

La Navidad llega a su final, pero no sin antes pegar un último capricho antes de empezar la cuesta de enero: el roscón de Reyes. Es el bollo por excelencia que acompaña llegada de Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente, Melchor, Gaspar y Baltasar

Es tradición bien merendar el día 5 o desayunar el 6, después de abrir los regalos, y ver quién encuentra el haba en el interior (quien lo haga le toca pagar) de este dulce, cuyo origen se remonta a una fiesta pagana del siglo II d.C.

Lea también: El mejor roscón de Reyes de Madrid se hace en esta panadería de Chueca

Aunque hoy día hay infinidad de roscones (artesanos o de supermercado), siempre surge el mismo debate: si se prefiere con o sin relleno. Algo similar a lo de la tortilla de patata con o sin cebolla, vamos. El relleno, por cierto, puede ir desde la típica nata hasta el chocolate o la crema.

Sin embargo, más gente se pone en común si hablamos de lo que más se odia de un roscón: la fruta escarchada. Pese a que casi siempre acaba en la basura, los pasteleros siguen poniéndola porque según la leyenda, representa las gemas y esmeraldas que los Reyes de Oriente llevaban en sus túnicas, de colores rojos y verde.

Lo verde del roscón es... ¡calabaza!

Esta fruta está preparada en un baño de azúcar. Pero, ¿sabemos qué es cada una de ellas? La naranja está clara: es naranja, valga la redundancia. La roja también es fácil: puede ser o bien cereza o bien sandía. Ya más complicado es averiguar en qué consiste la 'fruta' verde.

Lea también: El nuevo roscón de Reyes de Dabiz Muñoz cuesta 45 euros: "¡Exquisito!"

Pues bien, en realidad no es una fruta. Te estás comiendo una verdura sin saberlo. Sí, como lo lees. Se trata de trozos de calabaza teñida de un color verde intenso, si bien es cierto que algunos pasteleros utilizan melón, también teñido.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud