Estilo de Vida

Diane Kruger comparte con la jet-set española la alfombra más 'glam' del año: de Isabel Preysler a Mar Flores

La jet-set española se ha reunido este miércoles en la fiesta de Moet Chandon en el Palacio de Cibeles de Madrid y ha desfilado por una alfombra con sabor hollywoodiense. Diane Kruger, embajadora internacional de la marca, ha posado con un vestido mini con original escote barco y capa superpuesta en kaki formando un elegante diseño frontal.

Elegancia también la de Isabel Preysler, que ha escogido un vestido negro con top de encaje y falda dividida con cinturón de cuero. La novia de Mario Vargas Llosa ha ido muy bien acompañada por su hija, Ana Boyer, que ha lucido un modelo más sencillo de terciopelo con abertura lateral y una sola manga.

El negro también ha sido el color escogido por la modelo Mar Flores, con un sofisticado vestido lápiz con capa y tirabuzón arquitectónico al hombro, o por Genoveva Casanova, con un diseño de raso y cruzado al estilo batín que ha combinado con un llamativo collar étnico de plata vieja.

La estilista Fiona Ferrer, deslumbrante con vestido de paillettes, tirante, escote en V y adorno de tela caída, muy bien combinado con sandalias y clutch en terciopelo burdeos.

La actriz Blanca Suárez ha sido una de las más originales de la velada, con un look rockero formado por una chupa de cuero 'descolocada' y falda estampada con una gran flor amarilla.

Las hermanas Osborne han destacado también con unos estilismos espectaculares: Eugenia se ha atrevido con un mono ajustado de purpurina, guantes ópera, falda naranja y estola de piel; y Alejandra con un vestido rojo de corte sirena y hombrera clásica con abullonado envolvente.

De rojo también dos guapas entre las guapas: Paula Echevarría, con vestido recto adornado con grandes flores de tela en el escote asimétrico; Helen Lindes, con vestido plisado y escote de plumas; y Carla Barber, embarazada de su segundo hijo, que disimuló su barriguita con falda de caída fluida y gran adorno floral en un lateral.

Paz Padilla ha sido una de la sorpresas de la noche. La presentadora le ha puesto sabor andaluz a la fiesta con un vestido de lunares muy atrevido, mientras que su hija, Anna Ferrer, ha optado por un precioso vestido recto con pieza superior en rejilla dorada y flecos colgantes desde los hombros.

Y en una fiesta de bebida espumosa no podía faltar el dorado. Juana Acosta, fantástica con un vestido glitter degradado y cola de volantes con plumas (atención al detalle lazo de las sandalias) y Carla Pereyra, que presumió de abdominales con diseño de aberturas y una sola manga.

Isabelle Junot, duquesa de Cubas, divina con un vestido de cola plagado de plumas y escotado en la espalda.

Mariló Montero se salió del guion con un original traje de chaqueta con estampado geométrico black&white y top lencero.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments