Estilo de Vida

El arte ucraniano de las vanguardias del siglo XX inunda el Thyssen-Bornemisza

La muestra En el ojo del huracán. Vanguardia en Ucrania, 1900-1930 está avalada por el estudio más completo hecho hasta la fecha sobre el arte de vanguardia de país. Con esta exposición, el Thyssen-Bornemisza de Madrid quiere celebrar el dinamismo y la diversidad de la escena artística de un estado que sufre las consecuencias de una guerra interminable y contribuye también a salvaguardar el patrimonio de la ocupación rusa. Se puede contemplar desde este martes 29 de noviembre hasta el 30 de abril de 2023. Foto superior: Afilando sierras, de Oleksandr Bohomazov (1927).

En el ojo del huracán ofrece al visitante una visión panorámica de las tendencias artísticas de un complicadísimo arranque del siglo XX. Un contexto sociopolítico en el que colapsaron los imperios, estalló la Primera Guerra Mundial, se desencadenaron las revoluciones de 1917 y dio comienzo la guerra de la independencia de Ucrania (de 1917 a 1921). La posterior creación de la Ucrania soviética y la despiadada represión estalinista contra los artistas ucranianos, que desembocó en la ejecución de escritores, directores de teatro y artistas.

'Lechera', de Boichuk (1922).

En estos años oscuros de terror, el Holodomor o la Gran Hambruna se cobró la vida de siete millones de personas. Una catástrofe humanitaria que devastó la antigua Unión Soviética, sobre todo Ucrania, y que se produjo entre 1932 y 1933 durante la colectivización forzosa de las granjas impuesta por Stalin.

Para comprender el arte hay comprender la historia. En esos años, el país vivió un verdadero renacimiento y un periodo de experimentación artística. En el ojo del huracán reúne 70 obras entre las que se encuentran pinturas, dibujos, collages y diseños teatrales.

'Tíovivo', de Davyd Burlluk (1921).

Obras experimentales

La exposición, organizada cronológicamente, cuenta con maestros de vanguardia como Oleksandr Bohomazov, con su cuadro Afilando sierras, fechado en 1927. También, Vasyl Yermilov, Viktor Palmov y Anatol Petrytskyi. Destacan las pinturas neobizantinas de los seguidores de Mykhailo Boichuk (autor de Lechera, de 1922); las obras experimentales de la Kultur Lige y de Kazymyr Malevych y El Lissitzky, artistas de la vanguardia internacional que dejaron una huella en la escena plástica ucraniana. Más ejemplos de figuras sobresalientes son Alexandra Exter, Wladimir Baranoff-Rossiné y Sonia Delaunay, con su óleo sobre lienzo Vestidos simultáneos (Tres mujeres, formas, colores), de 1925 (imagen inferior).

La retrospectiva se exhibe en las salas 48-52 de la primera planta del museo. Los lunes, acceso libre (de 12:00 a 16:00). De martes a domingo: de 10:00 a 19:00.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments