Estilo de Vida

Abrir un paraguas dentro de una casa da mala suerte: los orígenes de esta superstición

iStock

Afortunadamente para nuestros campos y embalses, la lluvia lleva haciendo acto de presencia en España durante los últimos días, gracias al paso de diferentes frentes procedentes del Atlántico. Esto ha obligado a coger el paraguas al salir de casa por las mañanas para que un chaparrón de agua no nos pille de imprevisto en la calle.

Lea también: El truco para salvar los zapatos de cuero si se han mojado por culpa de la lluvia

El origen de este objeto portátil se remonta a la Antigua China, cuando entonces se usaba tanto para protegerse de la lluvia como del sol. No obstante, no se sabe exactamente quién fue su inventor. Sí es cierto que existe la leyenda que dice que una joven llamada Lu Mei había apostado con su hermano mayor a ver quién de los dos construía un objeto capaz de protegerlos de la lluvia.

En una noche, Lu Mei idearía un bastón del cual surgían 32 varillas de bambú rematadas por una tela que cubría todo. Pero el paraguas moderno fue inventado por Jean Marius en Francia en 1705. Su uso principal no era resguardarse del agua que caía del cielo, sino que se utilizaba como signo de prestigio y riqueza.

Lo que dice la mitología egipcia

Por todos es conocido la superstición que existe respecto a abrir un paraguas dentro de una casa. Esta inofensiva acción es para muchos un augurio de mala suerte. Pero, ¿por qué? ¿cuál es el motivo? En primer lugar, tenemos que volver a remontarnos a la Edad Antigua para dar con su posible origen.

Esta está vinculada con la mitología egipcia. Mientras que una teoría habla sobre que era mal augurio que alguien que no fuera de la nobleza disfrutara de la sombra de un paraguas de plumas de pavo real, otra dice que cuando se usaba un paraguas cuando estaba nublado, el dios egipcio Ra se podía enfadar.

Lea también: El motivo por el que los japoneses comen plátanos muy maduros (casi podridos)

Lo que dice la ciencia

Sin embargo, ninguna de estas dos teorías convence a la ciencia. Según los científicos, la superstición del paraguas fue creada a mediados del siglo XIX, cuando aparecieron los paraguas con varillas paragón. Este tipo de varillas son muy estables por su forma en U, por lo que fueron introducidas en el paraguas para una mayor comodidad. De hecho, siguen usándose en la actualidad.

A pesar de que estas varillas hicieron que los paraguas ganaran en eficiencia, abrirlos en espacios cerrado era y es muy molesto y peligroso. La punta de las varillas son un riesgo a las personas que están cerca del mecanismo. Por esta razón de seguridad, el científico estadounidense Charles Panati aseguró que esta superstición se debe a este motivo y no a lo que se dijera en Egipto.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.