Estilo de Vida

El motivo por el que los japoneses comen plátanos muy maduros (casi podridos)

iStock

Hace unas semanas hablábamos del error que cometemos muchos a la hora de tirar las hebras (paquetes de floema) de los plátanos a la basura. Pues bien, ahora el objetivo es reflexionar el motivo por el que los japoneses se los comen extremadamente maduros.

Lea también: ¿Viajas a Japón próximamente? Estos son los requisitos que debes tener en cuenta

Normalmente, solemos comprar esta fruta cuando su nivel de maduración es nulo, es decir, están aun verdes. Por eso, conviene dejarlos fuera de la nevera, para que maduren y, poco a poco, vayan cogiendo el color y sabor adecuado. Si nos pasamos, el color de la cáscara irá ennegreciéndose.

Y sí, por raro que pueda parecer, la sociedad nipona se los lleva a la boca cuando están más negros y manchados. De hecho, lo hacen cuando casi están podridos. Los japoneses, que tontos no son, tienen una explicación y es que comer plátanos muy maduros tiene numerosos beneficios para la salud.

¿Qué son las sustancias TNF?

Cuando esta fruta está madura, el almidón que contiene se va a convertir en azúcar, provocando que sean mucho más fáciles de digerir. Los marrones fortalecen el sistema inmunológico hasta ocho veces más que cuando están verdes debido a que producen TNF, una sustancia que combate contra las células malignas, lo que explica por qué son tan efectivos para luchar contra el cáncer.

Lea también: El truco de Harvard para evitar que el aguacate se ponga marrón una vez abierto

Así pues, los plátanos maduros tienen un 87% más de TNF que los verdes, en especial cuando les empiezan a salir manchas negras en la cáscara. Por último, hay que recordar que esta fruta aporta vitaminas, fibra, pectina, taninos y numerosos antioxidantes que reducen el riesgo de muchas enfermedades.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments