Estilo de Vida

Esto es lo que tienes que hacer para reducir el consumo de tus electrodomésticos (según la OCU)

iStock

Winter is coming. El cambio al horario de invierno, que se producirá en la madrugada del sábado 29 al domingo 30 de octubre, y la bajada de temperaturas generalizada hará que consumamos más electricidad y calefacción. Sin embargo, la crisis energética que sufre Europa por la guerra de Ucrania, y la histórica inflación, hará que las facturas se disparen.

Lea también: Cometes un gran error si haces este gesto al poner la lavadora: así puedes evitar las averías

Por eso, desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) han llevado a cabo una serie de recomendaciones a la hora de usar los electrodomésticos en nuestro hogar. Y es que, según el Instituto para la Diversificación y Ahorra de la Energía (IDAE), dependiente del Ministerio de Energía, un 47% de la factura correspondería con lo que gastamos de dar la luz y la calefacción. Por tanto, el 53% restante sería del uso de los aparatos eléctricos de uso doméstico.

La OCU advierte que para ahorrar en la factura de la luz se deben elegir electrodomésticos eficientes, usarlos de forma correcta y contratar una buena tarifa eléctrica con la potencia justa. "Una familia española promedio consume entre 3.500 y 5.700 kWh anuales, con un precio medio de electricidad de 0,30 euros / kWh, esto supone un gasto anual de entre 1.000 y 1.700 euros al año", explican.

Frigorífico, lavadora y lavavajillas 

Así las cosas, el organismo asegura que tenemos que poner el ojo en los electrodomésticos que más gastan en una casa: la lavadora (1.034 Wh de media por cada uso); el lavavajillas (757 Wh); el frigorífico (675 Wh al día) y la secadora. Además, dan unos consejos para moderar el consumo diario.

Del frigorífico aconsejan instalarlo lejos de una fuente de calor (radiador, horno...) y que no le de el sol de forma directa. También se ha de limpiar con regularidad pasando el aspirador por la parte de atrás y descongelarlo un par de veces al año o si la escarcha alcanza los 3 milímetros de grosor, pues esto puede aumentar el consumo un 30%. Por otra parte, no se ha de poner el termostato a una temperatura demasiado baja.

Lea también: El truco definitivo de las tres bolas de papel de aluminio en la lavadora

En cuanto a la lavadora se aconseja poner programas de agua fría (lo que más consume es calentar el agua): lavar a 40ºC en lugar de 60ºC disminuirá un 40% menos el consumo. Además, siempre ponerla llena en vez de dos a media carga, ya que también ahorrarás en litros de agua. Por último, la OCU dice que el prelavado es inútil con los detergentes que existen en el mercado. "Lo único que consigues es alargar inútilmente el ciclo del lavado".

Con el lavavajillas hay que seguir los mismos pasos que con la lavadora: hay que poner un programa económico, esperar a que esté completamente lleno y, además, se recomienda limpiar el filtro de forma regular. Por último, mucho ojo con el consumo fantasma (cuando dejamos el piloto encendido), pues puede suponer un incremento de entre 112 y 183 euros en la factura anual.

comentariosicon-menu1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Ahorro
A Favor
En Contra

Las calderas domésticas cuentan con dos mandos (dos reguladores) uno permite establecer la temperatura de impulsión para la calefacción y el otro para el agua caliente de duchas (ACS).

Pues bien, se puede aminorar el consumo de gas en casa, bajando en la caldera la temperatura del agua caliente a 40° o 38°, normalmente el técnico la deja en 45° o 50°. El agua en la ducha si lo ponemos en la caldera a 35°/38° (como está el de los grifos termostáticos) no es necesario mezclarla con agua fría, si está algo templada se puede subir un grado en la caldera. En la ducha, mejor una ducha rápida, con 30 segundos da para mojarse perfectamente, cerramos el grifo y empleamos el tiempo que queramos para enjabonarnos bien, después para aclararse, con 2 minutos tenemos suficiente, es decir con dos minutos y medio como mucho (mojarnos y aclararnos) estamos listos. Ahorraremos en gas y agua.

Si la caldera es atmosférica es conveniente cambiar el termostato analógico que tengamos en el salón por uno digital que medirá con menos error la temperatura ambiente, también se puede bajar la temperatura de impulsión del agua de la caldera (en 5° o 6°), a 59° o 64°, normalmente la deja el técnico en 65° o 70°, además de bajar el termostato 1°; si el agua en los radiadores está a 60° o 58°, siguen calentando perfectamente la casa. En días muy fríos, bajo cero, igual hay que subir algo la temperatura de impulsión en la caldera.

Y si la caldera es estanca/condensación es importante poner un termostato modulante (si lo permite la caldera), ya que regula la potencia de la caldera en función de la temperatura interior y sufre menos, pudiendo asociarles una sonda exterior de temperatura y en función de la temperatura exterior, regula la interior.

Poner el termostato digital en 21,5°.

En calderas de comunidades de vecinos, (calefacción y ACS central) bajar la temperatura de los caloríferos a 20/21°, y también la temperatura del ACS (para que no sea necesario mezclarla con la fría, ajustarla) establecer menos horas de encendido (como a la mitad de otros años), instalar válvulas termostáticas en los radiadores. Mejorar el aislante térmico de las fachadas con pintura cerámica Gaina, https://gaina.es/

Por la mañana hacer una ventilación cruzada en casa (corriente), es más rápida y con tres minutos en invierno y cinco en verano es suficiente, para que no se enfríe la casa, después de comer se puede volver a ventilar.

No es necesario estar en casa en camiseta, se puede estar bien con una sudadera, bata o similar.

Para mantener mejor el calor es aconsejable bajar todas las persianas en cuanto empieza a anochecer. Durante el día abre las cortinas, aprovecha el sol.

En la comunidad de vecinos y garaje, se pueden poner los temporizadores de la luz (escaleras, garaje, etc.) al mínimo, reducir en el garaje el tiempo de funcionamiento de los extractores de humos en dos minutos. Pon bombillas/fluorescentes de led. Se puede bajar por las escaleras en vez de en ascensor y si te encuentras bien, también las puedes subir, tu salud te lo agradecerá.

Las Comunidades pueden aliviar la factura energética instalando placas fotovoltaicas junto a algún mini aerogenerador con acumuladores (baterías), con la finalidad de reducir sustancialmente el consumo de electricidad o llegar a ser autosuficientes, de las zonas comunes, iluminación, extractores, bombas de achique, ascensores…

Reduce la presión del agua caliente y fría en los grifos cerrando un poco la llave de paso debajo del lavabo o bien la de entrada del agua caliente y fría al baño, con lo que también reducirás la presión de salida del agua de la ducha, por lo que le costará menos calentarla a la caldera y ahorrarás también agua, y la de debajo del fregadero de la cocina, también.

Cuando se ponga el sol baja las persianas, eso ayudará a perder menos calor.

Cuando el sol de en las ventanas durante el día descorre las cortinas, eso facilitará que entre el sol y caldee la habitación.

Ventila durante tres minutos, ventilación cruzada mejor, más rápida.

Puntuación 1
#1