Estilo de Vida

Este sencillo truco impide que el aceite salte al hacer un huevo frito

iStock

Uno de los alimentos imprescindibles en cualquier cocina es el aceite. Normalmente, lo solemos utilizar para cocinar en la sartén o en la plancha, aunque también lo empleamos para aliñar ensaladas. Sin embargo, quienes se pasen más horas entre fogones, saben de sobra que con el aceite hay que tener mucho cuidado. 

Lea también: El ingrediente secreto (que tenemos todos en casa) para dejar tu cafetera como el primer día

Sin ir más lejos, al freír un huevo, suele ser habitual que cuando el aceite coja temperatura, este salte de la sartén con el peligro que eso conlleva. El aceite caliente puede entrar en contacto con nuestro cuerpo provocando las dolorosas quemaduras.

Para evitar cualquier situación desagradable, uno de los trucos más socorridos es añadir una pizca de harina al aceite caliente justo antes de echar el huevo (u otro producto) a la sartén. Este polvo fino que se obtiene de moler diferentes cereales absorbe el agua y deja de salpicar. 

Una pizca de harina

Otra de las claves es el excedente de agua de los ingredientes que vayamos a preparar. Por eso, se recomienda que antes de cocinarlos, los envolvamos con papel absorbente, así como cerciorarnos de que la sartén esté totalmente seca y no haya rastros de humedad. 

Lea también: El sencillo ejercicio para adelgazar sin esfuerzo (está avalado por la ciencia)

Un apunte extra. Un estudio del Instituto de la Grasa, organismo que depende del Consejo Superior de Investigaciones Científica (CSIC) asegura que el aceite de orujo de oliva es el menos dañino para la salud. Por lo tanto, sería el más adecuado para freír alimentos grasientos como las croquetas o las torrijas.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments