Estilo de Vida

El error que cometes al comerte un plátano: su mejor parte acaba en la basura (y no es la cáscara)

iStock

Alimento fetiche de Rafa Nadal en sus partidos, el plátano es uno de las frutas más consumidas al aportar energía, fibra y macronutrientes fáciles de digerir. Es una potente fuente de potasio (38,2 g / 100 g) que, junto a su gran versatilidad, lo convierte en el almuerzo perfecto para recargar pilas.

Lea también: El truco viral para limpiar tus Converse blancas (solo necesitas dos ingredientes)

Podemos comer plátanos durante todo el año, pues siempre están disponible en el mercado gracias a su amplia ventana de madurez. Esta fruta destaca por su alto contenido en hidratos de carbono (20%), especialmente azúcares si está maduro. En cuanto a vitaminas, contiene importantes cantidades del tipo A y B (B2, B5, B6, B9). También tiene, aunque en menor medida, vitamina C y E.

El plátano es de color amarillo, tiene una forma alargada y ligeramente curvada. Para comerla, el proceso es sencillo: solo hay que pelarla, quitándole la cáscara. Sin embargo, a la hora de hacerlo, muchos cometen el error de quitar esas venas fibrosas que se quedan adheridas a la fruta, pues nos resultan molestas al masticar. 

¿Qué son los paquetes de floema?

Pues bien, estas hebras se llaman paquetes de floema y, aunque casi siempre acaban en la basura, son la parte más importante del fruto. El floema es un tejido que se encuentra en todas las plantas, ya que a través de él viajan los nutrientes. 

Lea también: El ingrediente secreto (que tenemos todos en casa) para dejar tu cafetera como el primer día

Estos paquetes de floema hacen que todos los nutrientes puedan llegar a la totalidad del plátano, según explica Nicholas D. Gillitt, vicepresidente de investigación nutricional y director del Instituto de Nutrición Dole. Es más, podemos decir que actúan como venas o arterias para que la fruta crezca adecuadamente. 

Completamente comestibles

Estas hebras son comestibles y tienen tantos nutrientes como la parte principal del plátano, si bien es cierto que aun no se han realizado estudios nutricionales sobre los paquetes de floema. El doctor Gillitt ve probable que contengan "más y más variados tipos de fibra".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud