Estilo de Vida

Tag heuer y Porsche rinden homenaje al 'Porsche 911 carrera rs 2.7' con dos nuevas ediciones limitadas

  • Dos iconos del diseño, que comparten un nombre inconfundible, se reinventan como uno solo en los coloridos cronógrafos TAG Heuer Carrera × Porsche

TAG Heuer y Porsche iniciaron en 2021 una asociación internacional con el fin de celebrar la historia y los valores compartidos de ambas marcas. Ahora, una vez más, vuelven a aunar sus fuerzas creativas con la cuarta entrega de su colaboración en el diseño de productos, lanzando dos nuevos relojes de edición limitada en homenaje a uno de los modelos más emblemáticos de Porsche y al primer 911 que llevó el nombre de Carrera: el Porsche 911 Carrera RS 2.7, que celebra su cincuenta aniversario en 2022.

Para conmemorar la ocasión, se presentan dos ediciones únicas y limitadas de la colección TAG Heuer Carrera × Porsche, que muestran los rasgos característicos que han hecho del deportivo de 1972 y del cronógrafo de 1963 dos objetos de deseo que nunca pasan de moda.

"El nombre y el espíritu del Carrera son increíblemente significativos y emblemáticos, tanto para TAG Heuer como para Porsche. Por este motivo, para el cincuenta aniversario del primer Porsche 911 Carrera, el emblemático RS 2.7, queríamos crear un reloj que homenajeara y expresara el carácter y la potencia de este innovador coche deportivo dentro de nuestra propia línea de cronógrafos TAG Heuer Carrera. Los dos relojes que hemos diseñado juntos son elegantes, distintivos y memorables; reflejan su ilustre pasado y, al mismo tiempo, proyectan algo aún más emocionante: todo lo que Porsche y TAG Heuer pueden lograr ahora juntos", afirma Frédéric Arnault, CEO de TAG Heuer.

"El Porsche 911 Carrera RS 2.7 fue el primer 911 bautizado como Carrera y fue la joya de la corona de la gama Porsche en aquel momento», afirma Detlev von Platen, miembro del Consejo Ejecutivo de Ventas y Marketing de Porsche AG. «El aniversario de este icono de los coches deportivos es la ocasión perfecta para que lancemos un reloj junto con nuestro socio TAG Heuer, con el que tenemos una colaboración estrecha y compartimos la misma filosofía y dedicación por los productos exclusivos que combinan innovación y un legado de tradición".

El primer Porsche 911 Carrera

Presentado el 5 de octubre de 1972 en el Salón del Automóvil de París, el Porsche 911 Carrera RS 2.7 sigue siendo inmensamente popular entre los coleccionistas. Es un deportivo icónico que, al igual que el reloj de la colección TAG Heuer Carrera, combinaba el espíritu de las carreras, el rendimiento y la elegancia de forma novedosa.

El Carrera RS, diseñado para carreras y rally, fue el primer Porsche 911 dedicado a los deportes de motor y al que se apodó «Carrera», un nombre que despertó la imaginación de Jack Heuer la primera vez que escuchó Carrera Panamericana.

El Porsche 911 Carrera RS 2.7 revolucionó el mercado al final de la primera generación del 911. En su momento fue el automóvil de producción alemana más rápido de la época y el 911 más potente disponible para la conducción en carretera. Ligero y aerodinámico, fue también el primer deportivo para carretera del mundo en contar con un alerón delantero y uno trasero (que pronto se conocería como «cola de pato») que garantizaba una mayor estabilidad de conducción y una velocidad máxima más elevada. Las ruedas delanteras y traseras tenían una anchura diferente para aumentar la velocidad en las curvas y mejorar la frenada. El RS 2.7 era un vehículo homologado para su uso en carretera, pero también diseñado para permitir a los clientes participar en carreras. Esta fue la misma filosofía que originó la introducción del Heuer Carrera, un cronógrafo diseñado para una óptima medición del tiempo y legibilidad en condiciones de carreras de alta velocidad y, al mismo tiempo, lo suficientemente elegante para el conductor aficionado que valora el diseño elegante en la vida cotidiana.

El Porsche 911 Carrera RS 2.7 se fabricó en una gama de 27 colores vivos que evocan la década de 1970, dos de los cuales fueron seleccionados para las nuevas ediciones especiales de los relojes de TAG Heuer: El rojo y el azul. Unos colores que resaltaban algunas de las características únicas e inconfundibles del coche: las atrevidas llantas de cinco radios, los logotipos Carrera y Porsche en los paneles de la carrocería y la famosa franja en el lateral del vehículo. En contraste, el resto de la carrocería era de color blanco brillante.

Los vibrantes cronógrafos de la colección TAG Heuer Carrera

La misma estética bicolor se ha aplicado a los relojes de edición limitada, basados en el cronógrafo TAG Heuer Carrera de 42 mm con su elegante diseño tricompax (de tres subesferas), contadores de cronógrafo de minutos y horas a las 3 y a las 9, un indicador de segundos permanente y ventanilla de fecha a las 6. Al igual que el potente Porsche 911 Carrera, TAG Heuer ha equipado sus cronógrafos con su movimiento más avanzado, el Calibre Heuer 02 de fabricación propia, que cuenta con una extraordinaria reserva de marcha de 80 horas. La masa oscilante del movimiento, visible a través del fondo de la caja de cristal de zafiro, está personalizada para representar el volante de tres radios de Porsche y lleva los logotipos de ambas marcas, uno al lado del otro.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments