Estilo de Vida

El pueblo costero español que 'The New York Times' recomienda para visitar

Iglesia de Sant Bartomeu y Santa Tecla, en Sitges (iStock)

Los españoles y turistas extranjeros han vuelto a disfrutar de las joyas que tiene España. La gran mayoría han optado por ir a la playa para combatir las históricas olas de calor de un verano que pasará a la historia por ser el más cálido y por ser el de la recuperación turística postpandemia.

Lea también: El pueblo español que 'The Telegraph' recomienda para ir a la playa (también en septiembre)

Que nuestro país sea una potencia en este sector, hace que muchos medios se hagan eco de la amplia oferta que ofrece su geografía. Es el caso del periódico The New York Times, que ha recomendado a sus lectores visitar el municipio de Sitges, en Cataluña, por diferentes razones.

Nueve playas con Bandera Azul

Conocido por su prestigioso festival de cine que, por cierto, se celebra del 6 al 16 de octubre, la cabecera norteamericana se deshace en elogios hasta este pueblo costero de la provincia de Barcelona. "Tiene 17 playas y un encanto tranquilo y atemporal, que atrae a todo tipo de visitantes a volver año tras año", dicen.

Efectivamente, esta localidad situada a 40 minutos de la ciudad condal puede presumir de sus areneros premiados con Bandera Azul por la calidad del agua, de la gestión ambiental y la seguridad de playas. Sitges tiene un total de nueve playas con este distintivo (Les Botigues, Garraf, Marina d'Aiguadolç, Balmins, San Sebastián, La Ribera, L'Estanyol, la Barra y Terramar), lo que la convierte en el municipio con más banderas azules de la comunidad.

Playa de Sitges (iStock)

Casas de los indianos

Alexander Lobrano, el periodista que escribe el artículo, hace especial mención a las viviendas modernistas de Sitges y el "admirable modo en que la cultura catalana es receptiva a la anarquía creativa", como se aprecia en las obras de artistas como Antoni Gaudí, Salvador Dalí o el chef Ferran Adrià. Dice, además, que Sitges cautiva a cualquier visitante por su "inclusión e igualitarismo". 

The New York Times, por último, hace referencia a las "callejuelas" del casco histórico donde es posible toparse con "negocios que han desaparecido en la mayoría de los otros lugares" y las llamadas casas de los indianos. Este antiguo pueblo de pescadores tiene visitas obligatorias. Una de ellas es la parroquia de Sant Bartomeu y Santa Tecla, una iglesia barroca del siglo XVII situada en una colina con vistas al Mediterráneo, y que protagoniza todas las postales de Sitges.

Lea también: Estos son las ciudades favoritas por la generación 'Baby Boom' para viajar

Los visitantes de Sitges también pueden disfrutar del Palau Maricel, un edificio de estilo novocentista; la Plaza del Ayuntamiento, en el que se ubica el Museo Bacardi y el propio consistorio, de estilo gótico; la plaza del Cal de la Vila; el Museo Cau Ferrat, que alberga una importante colección de esculturas, hierro forjado, cerámica, vidrio y pintura con cuadros de Picasso y el Greco; el paseo marítimo y los Jardines de Terramar.

Palau Maricel (iStock)
comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

navegante, las herencias para los herederos no para el gobierno de turno
A Favor
En Contra

No sé sí lo he comentado, pero yo prefiero el alto palancia en la provincia de Castellón

Puntuación 1
#1