Estilo de Vida

Siete consejos para lucir una manicura perfecta y duradera

Es tiempo de vuelta a las rutinas y las uñas no son una excepción. El equipo técnico de Cosméticos Foráneos, con una larga trayectoria en el mundo del cuidado de las uñas, nos revela sus secretos para una manicura perfecta y duradera.

1. Cuida la cutícula

Para ello, hidrátala y nútrela al menos una vez al día y resiste a la tentación de cortarla. La mejor manera de mantener tus uñas naturales fuertes y saludables es usando regularmente un aceite para cutículas. Este gesto repone los aceites naturales que se eliminan de la exposición diaria al agua y al desinfectante de manos, mantiene la uña flexible (y menos propensa a romperse) y estimula su crecimiento. Debes saber que la hidratación y nutrición de esta zona ayudan a prevenir la aparición de padrastros.

Además, si cortas tu cutícula, esta crecerá más dura y gruesa, y ese no es el resultado buscado. Aplica una gota de removedor de cutículas y empújalas hacia atrás con un palito de naranjo.

2. Usa siempre la lima adecuada 

Mejor que los alicates o las tijeras, usa una lima. Para las uñas naturales, las limas más adecuadas tienen un grano comprendido entre 150 (para rebajar bastante el largo de la uña) y 240 (para finalizar o pulir). A mayor número, más fino es el grano y menos agresivas son. ¿Lo ideal? Una lima de grano 180 es suficientemente fuerte para rebajar la uña sin dañarla ni agredirla. Para usarla correctamente, empléala sólo en el filo de la uña (nada de limar la superficie de la uña) y evita utilizarla con un movimiento de vaivén: lima en una sola dirección, lo que impedirá que se abran por capas.

3. Prepara bien el 'lienzo'

Para que el esmaltado dure más que un día sin pan, el truco está en preparar correctamente la uña. Después de haberla limado correctamente y empujado la cutícula, pero antes de aplicar una base, límpiala bien para eliminar cualquier sustancia (polvo, grasa…) que evite que el esmaltado adhiera correctamente. Para ello, usa un limpiador específico que preparará la superficie de la uña sin dañarla.

Hay que tener en cuenta que una uña con una superficie desigual o con estrías impide que el esmaltado adhiera correctamente y por ello éste dura menos. Usa una base niveladora para rellenar los huecos: evita intentar nivelar las uñas puliéndolas con una lima (deja eso para las manicuristas profesionales, que sabrán realizar el gesto con la menor agresión posible), ya que puede fragilizar la uña. Estos sencillos pasos añadirán varios días más a tu manicura.

En cualquier caso, emplea siempre una base antes de esmaltar: esta, además de aportar cuidados específicos a la uña, la protegerán de posibles manchas ocasionadas por la laca. Además de la Niveladora arriba mencionada, Masnails dispone de otras cuatro bases específicas para cada necesidad: Uñas fuertes, Antiescamación, Nutritiva y Fortalecedora… Sencillamente imprescindibles.

4. Sella bien el esmaltado 

Para ello, pinta el borde libre (el filo) de la uña y hazlo para cada capa de producto (base, esmalte y brillo finalizador): no solo da un aspecto más pulido y profesional, sino que sella el esmaltado, evitando que penetren agentes que podrían acortar su duración.

Además, no olvides aplicar un topcoat o brillo finalizador. Con ello incrementarás el brillo del esmaltado y prolongarás su duración. Masnails dispone de dos brillos finalizadores: Brillo 3D, con un efecto gel sin lámpara y Brillo secado rápido, con el que el esmaltado seca en un abrir y cerrar de ojos.

5. Respeta los tiempos de secado 

Permite un tiempo de secado entre capa y capa; un minuto suele ser suficiente. Si aplicas la capa siguiente antes de que haya secado la anterior, corres el riesgo de que la manicura entera no se endurezca como debe y se estropee a la primera de cambio.

6. Evita los productos agresivos 

Hazlo tanto en tu vida cotidiana (usa guantes para proteger las manos cuando uses detergentes, por ejemplo) como cuando retires el esmalte. Hoy en día hay opciones para eliminar hasta los esmaltes semipermanentes sin emplear productos que resequen y deshidraten la uña como la acetona. Escoge siempre los productos más eficaces y menos agresivos. Masnails ha creado un quitaesmaltes sin acetona ni sosa cáustica (sí, hay productos que la contienen), que sirve tanto para esmaltes semipermanentes como para tradicionales y que elimina los primeros en cuestión de pocos minutos y sin limar la uña. Toda una revolución.

7. Acude con regularidad a tu manicurista 

Solo ella sabrá qué productos aplicar y qué protocolo seguir para mantener tus uñas bonitas y saludables. No sólo te aconsejará sobre qué rutina será la mejor para seguir en casa, sino que además podrá chivarte las últimas tendencias para las uñas.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.