Estilo de Vida

Oceania, un mundo de detalles para conquistar al turista de calidad

Surcar los mares en busca de lugares ignotos o desconocidos es una de las más viejas aspiraciones del ser humano.

Los vikingos reivindican que viajaron a América antes que Cristóbal Colón, aunque como no encontraron riquezas, su interés por conquistarla fue escaso y siguieron su navegación en busca de tesoros que abordar. Oceania, una compañía de cruceros perteneciente al grupo americano NCL, quiere conquistar el turista de calidad español con una oferta de lujo. Desde que se levante hasta que se acueste, en cualquiera de los cruceros de esta compañía que recorren el mundo desde Tierra de Fuego hasta Alaska vivirá envuelto en un mundo de detalles para el viajero.

Podrá desayunar con los demás pasajeros, elegir cualquier cafetería del crucero ó tomar el café con un amplio surtido de repostería sin moverse de la cama. La experiencia del almuerzo ó de la cena es aún más emocionante. Además de compartir el comedor común con el resto del pasaje, tiene la opción de elegir una docena de restaurantes especializados en las mejores cocinas internacionales. Las carnes ó pescados son de primera calidad, y el extenso surtido de postres le harán chuparse los dedos como cuando era un niño.

Restaurantes de comida italiana, francesa, asiática, texana le esperan a bordo ó, si lo prefiere, podrá disfrutar de la experiencia de maridar cada plato con un vino distinto, al estilo de los grandes chefs internacionales. Eso sí, siempre mediante reserva previa. Existen incluso salones para celebrar aniversarios ó banquetes en compañía de la familia y los amigos, decorados con gusto exquisito desde la vajilla, en la que pueden reconocerse los diseños de casas tan conocidas como Versace.

Si la experiencia gastronómica es sorprendente, la estancia a bordo pretende alcanzar la excelencia en la atención a los huéspedes. Mármoles en los baños, productos de higiene personal de primeras marcas o colchones que te envuelven para rememorar los dulces sueños de la infancia en sus estancias. El pasajero más sencillo se aloja en camarotes que parten desde los 30 metros cuadrados con balcón, hasta los más de más cien metros de los de tipo suite.

En la categoría superior, denominada Golden Penthouse, el viajero tiene un mayordomo a su disposición para cada cuatro o cinco camarotes, pendiente de sus necesidades ó requerimientos. También podrá acceder a un espacio restringido con spa, jacuzzi ó tratamientos corporales y de belleza. La atención personalizada es una de las señas de identidad de la compañía y, claro, se multiplica en el caso de las suites, ubicadas en los mejores lugares del barco, con espléndidas vistas a proa ó a popa, jacuzzis individuales y esmerada decoración desde los muebles clásicos hasta los óleos, muchos de pintores de prestigio reconocido.

Todos los cruceros cuentas con una galería comercial, con pequeñas tiendas de las grandes marcas de lujo, por si quiere tener un detalle con sus seres queridos ó con usted mismo, como recompensa a esos duros días de trabajo.

Pero no sólo la vida a bordo es importante, el pasaje podrá descubrir lugares ó disfrutar de experiencia inéditas. Para ello, Oceanía ofrece un abanico de excursiones en cada escala, que es conveniente reservar con antelación porque enseguida se completan. Se organizan en grupos pequeños de entre diez y quince personas para poder atender las explicaciones de los guías turísticos especializados en cada destino. Además, la compañía facilitar cada media hora un autobús hasta el centro de la ciudad, para quienes quieran hacer la visita por su cuenta ó volver a su aire después de una excursión guiada. Es posible, por ejemplo, visitar el Polo Norte a varios grados bajo cero y luego volver al barco para disfrutar de una comida copiosa y un sueño profundo en un ambiente confortable.

Uno de los productos con más éxito, según sus responsables, es el viaje de vuelta al mundo durante 180 días. El viajero dispone de wifi en altamar y en cada piso hay una sala con ordenadores y conexión a internet para poder trabajar al tiempo que disfruta de la ruta de navegación escogida. De todas maneras, si no dispone de tanto tiempo no se preocupe, la mayoría de la oferta de cruceros es de entre una semana ó dos, para que realizar una escapada y obtener esa merecida recompensa a su esfuerzo. Entre los lugares para iniciar su viaje están algunos puertos españoles, como Barcelona.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments