Estilo de Vida

Los arroces del sur de La Plage Casanis: puro Marbella en la mesa

Frente al mar, en la playa Real de Zaragoza, en Marbella (Málaga), se encuentra La Plage Casanis. Un beach club & restaurant, comandado por Fabian Cangas, su chef ejecutivo. Un paisaje azul para disfrutar de la cocina ecléctica mediterránea con toques argentinos. Aviso a navegantes: pruebe los arroces, con sabrosa base de salmorreta, y los espetos.

La sala, integrada en la playa, invita a relajarse y a disfrutar de su cocina mediterránea de toques franceses, que siempre mira al sur. No perderse la carta de paellas ni la parrilla argentina.

La Plage ofrece productos del mar locales como los espetos y las gambas al ajillo; y también de la tierra, como sus cuidados cortes de carne. Para abrir boca, los nems, rollitos rellenos de pollo y gambas al estilo vietnamita. Para amantes del vacuno, el steak tartar de la casa, con patatas fritas y ensalada; y el entrecot de lomo alto argentino de 280 gramos. Los cortes se tratan con especial mimo. Son tan frescos que se muestran al cliente antes de pasar por las brasas. En la oferta de pescados, destacan el tartar de atún del chef; y la lubina a la sal marina con patatas asadas.

"La casa de mi madre"

Nos cuenta Fabian Cangas, cocinero y co-owner de la sala, que su cocina se basa "en el buen producto y en la simplicidad de las elaboraciones". El chef, que encuentra sus fuentes de inspiración en sus "viajes" y en "los libros de cocina", evoca, a través de sus platos, recuerdos y vivencias de su familia: "Intento trasmitir la misma sensación que yo siento cada vez que voy a comer a la casa de mi madre, el amor a la cocina", detalla.

Las paellas ocupan un lugar privilegiado en su carta. Cangas nos sopla su secreto de elaboración. "Todas están elaboradas con base de caldos caseros y salmorreta" (salsa típica de Alicante, que lleva ñora, ajo, tomate, perejil. También puede incluir un aderezo de pimienta, azafrán o zumo de limón al gusto). ¿Y cuál es el secreto de su arroz vegetariano? "Se comienza con un sofrito, a base de ajo, cebolla y pimiento rojo. Incorporamos el arroz para que se blanquee con el aceite de oliva y el sofrito. Luego, agregamos la salmorreta; y levantamos todo el fondo de cocción con el caldo de verduras y boletus. Cocinamos al fuego unos 10 minutos. Incorporamos una ratatouille (estofado de hortalizas típico del sur de Francia) y terminamos la cocción en el horno. Para terminar, verduras grilladas encima y un buen chorro de aceite de oliva arbequina."

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.