Estilo de Vida

Qué es un golpe de calor, cuáles son sus síntomas y cómo actuar (podemos salvar vidas)

iStock

España entera ha sufrido estos días el azote de una de las olas de calor más intensas que se recuerdan. El mercurio ha llegado a traspasar la barrera de los 45 grados en puntos del sur como Sevilla o Badajoz, mientras que las noches han sido casi tropicales con temperaturas superiores a los 25.

Lea también: El truco del calcetín para combatir las noches de más calor del verano

Y pese a que para este martes y este miércoles se registre un ligero descenso de las temperaturas, el calor regresará con fuerza a la península los últimos días de la semana, dejando otra vez registros históricos en los valles del Guadalquivir y del Guadiana. 

La ola de calor, que cada vez podrían ser más intensas y duraderas por la crisis climática, está provocando terribles consecuencias en nuestro país. Más allá de los numerosos incendios que se han producido en Castilla y León o Extremadura, este episodio de calor extremo se ha cobrado la vida de 510 personas.

Síntomas de un golpe de calor

Por ello, y ante la previsión de la llegada de más días de mucho calor, el Ministerio de Sanidad ha advertido sobre los golpes de calor. Esta emergencia médica se produce cuando el cuerpo es incapaz de controlar la temperatura, la cual puede dispararse hasta los 40,6 grados.

Por lo tanto, es importante saber cuáles son sus síntomas y cómo reaccionar. Tener claras estas cuestiones pueden salvar vidas. Algunas de las señales más visibles son las siguientes: piel caliente y enrojecida, sequedad (puede no haber sudoración), respiración y pulso acelerado, fiebre mayor de 40 grados, dolor de cabeza, náuseas y vómitos, desmayos o convulsiones.

Qué hacer ante un golpe de calor

En el caso de que alguien de nuestro entorno presente alguno de estos síntomas, no hay que dudar en llamar a emergencias (112) lo antes posible. Después, trataremos de bajar la temperatura de la persona afectada primero apartándola del lugar de la fuente de calor (poniéndola a la sombra o llevándola a un sitio climatizado).

Lea también: El truco japonés para enfriar el interior del coche en segundos (sin usar el aire acondicionado)

Y después le aplicaremos frío con comprensas con hielo o toallas húmedas, especialmente en el cuello, en las axilas y en las ingles. Si la víctima está consciente, le ofreceremos agua o bebidas deportivas con electrolitos. Nada de alcohol o cafeína. 

En el peor de los casos, si el afectado ha perdido el conocimiento y no tiene pulso y/o respiración, habría que recurrir a las maniobras de reanimación cardiopulmonar.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Cambios necesarios
A Favor
En Contra

Habría que modificar la Ley de prevención de riesgos laborales, para establecer por parte de las empresas hacia sus trabajadores los protocolos a seguir ante el CALOR Y FRÍO EXTREMO, por los trabajos realizados en exteriores, tales como los de la construcción, obra pública, agricultura, limpieza y parques, etc., facilitando la ropa laboral estival (incluyendo gorro de ala ancha) confeccionada a base de algodón, evitando el poliester, nylon o similares. Evitando el trabajo exterior en las horas centrales del día (14-17horas) e iniciando la jornada laboral a las 06:00 horas.

Puntuación 1
#1