Estilo de Vida

Dos ejercicios que recomienda Harvard para fortalecer el abdomen a partir de los 60 años

iStock

La edad no perdona. A medida que somos más viejos, el tono muscular se va deteriorando, especialmente en la zona abdominal, una de las partes del cuerpo donde se acumula más grasa visceral. Todo esto provoca que la espalda tenga que trabajar más para realizar determinados movimientos.

Lea también: Harvard desvela cuáles son las únicas dos bebidas saludables (además del agua)

¿Y qué sucede entonces? Que empiezan a aparecer los indeseados dolores en las lumbares. Para que esto no suceda y para evitar lesiones, es importante mantener una rutina de abdominales. Pero no todos los ejercicios son igual de eficientes, por eso la Escuela de Salud de Harvard ha detallado cuáles son los mejores para trabajar el abdomen a partir de los 60 años.

Desde la prestigiosa universidad señalan que trabajar el 'core', o sea, la zona central del cuerpo, aporta estabilidad a la espalda, la columna vertebral y la cadera. Por otro lado, explican que los abdominales tradicionales, los crunchs y los sit-up, no hay que hacerlas bajo ningún concepto porque tienen un impacto negativo en el cuello y las cervicales.

Así se hacen el puente de glúteos y la plancha

El objetivo de los ejercicios que aconseja Harvard es trabajar tanto la musculatura abdominal como la de la espalda (prevertebrales). Lo explicamos a continuación.

- Puente de glúteos. Colócate boca arriba con las piernas flexionadas y asciende la espalda poco a poco levantando los glúteos al mismo tiempo que aprietas el abdomen. "Es eficaz porque crea contracción desde la caja torácica hasta la pelvis y desde el ombligo hasta la espalda. Toda la región se contrae y se crea una contracción de todos los grupos musculares, como un corsé", aclara la terapeuta Marty Boeh. 

Puente de glúteos (iStock)

- Plancha. Es el ejercicio perfecto para fortalecer el abdomen y la espalda al mismo tiempo. Así lo explica la experta colaboradora de Harvard: "Crean una contracción del core, los brazos y los músculos de los hombros mientras se sostiene una posición de flexión. La clave es mantenerse lo más rígido posible, como una tabla de madera". 

Plancha (iStock)
comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin