Estilo de Vida

Cometes un gran error si haces este gesto al poner la lavadora: así puedes evitar las averías

iStock

A día de hoy se hace imposible no tener una lavadora en tu hogar. Se trata de uno de los electrodomésticos que más ha facilitado el día a día de las personas. Eso sí, en los últimos meses hemos tenido que hacer un cursillo de cuándo era más barato ponerla, en función del precio de la luz.

Lea también: El truco para enfriar las bebidas en tres minutos (sin usar el congelador)

Pero, como todos los aparatos tecnológicos, requieren de un mantenimiento para evitar averías que puedan suponer un inesperado desembolso económico. En el caso de que haya expirado la garantía, es muy probable que tengas que hacer frente a la mano de obra, el desplazamiento y la pieza de recambio de la reparación.

El costo dependerá de la gravedad de los daños, ya que no es lo mismo arreglar una clavija que el motor del tambor. Según los cálculos de Habitissimo, el precio medio de un arreglo es de 160 euros, aunque la 'broma' puede ascender a 250 euros.

Sin embargo, en el peor de los casos, una reparación de una lavadora vieja no merecerá la pena y saldrá mucho más rentable comprar una nueva. No obstante, tienes que saber que puedes evitar este tipo de desgracias porque, como bien dice el dicho, más vale prevenir que curar.

Llenar demasiado la lavadora puede romper el tambor

Pues bien, una de las averías que más traen de cabeza a los consumidores es la rotura de tambor. ¿Y a qué se debe? Quizás no lo sabes, pero uno de los errores que más se cometen es llenar la lavadora hasta los topes, tal y como reconocen los propios técnicos.

Sea cual sea el motivo (ahorro de agua, electricidad o detergente), introducir una cantidad de ropa demasiado grande en la lavadora, puede producir una sobrecarga que, con el paso del tiempo, se traduce en la rotura del tambor. 

Lea también: El truco definitivo para pelar patatas en segundos (con la ayuda de un tenedor)

Y no solo eso. Llenar en exceso la lavadora también resta espacio al agua y la espuma, y puede pasar que la ropa no se lave correctamente. Más allá de esto, los técnicos advierten de que no limpiar con frecuencia el aparato, utilizar mucho detergente o no dejar la puerta abierta después de cada lavado son otros errores muy comunes.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin