Estilo de Vida

Cosméticos 'waterless': qué son y por qué deberías usarlos

Vivimos una fuerte tendencia: utilizar productos de belleza que disminuyan el impacto negativo en el medio ambiente. Dentro de estos, existe una variedad de productos conocidos como waterless, los cuales apoyan la reducción del consumo de un bien tan preciado como es el agua en su fabricación, logrando prescindir de él en sus fórmulas y haciendo uso de bases oleosas en sustitución.

Pues bien, además de tratarse de una cosmética mucho más sostenible con el planeta, en comparación con los productos que sí contienen agua, este tipo de fórmulas también aportan grandes beneficios a la piel, como bien comenta Bella Hurtado directora técnica de Boutijour: "Tenemos que tener en cuenta que todo lo que sea una cosmética waterless cuenta con mayor estabilidad. Al llevar una base en aceite, la estabilidad del principio activo se multiplica, también hace que aumente la durabilidad de los productos abiertos y mejore el rendimiento de los principios activos por esa estabilización de la fórmula".

Estas fórmulas cuentan con la peculiaridad de no tener que hacer uso de ingredientes de origen químico como los conservantes, ya que ese efecto antimicrobiano se puede lograr incorporando una base en aceite. "Un claro ejemplo de ello es el aceite de lavanda microbiana, al incluir este activo no será necesario hacer uso de antimicrobianos y conservantes químicos comunes en cosmética", añade Elisabeth San Gregorio, directora técnica de Medik8.

Cabe destacar que los productos libres de agua logran una mayor afinidad con nuestra piel, son ingredientes más biodisponibles. "Lo primero que encontramos al entrar en contacto con la piel es la barrera hidrolipídica, formada por ceramidas, triglicéridos y lípidos en general, esos lípidos son oleosos con lo cual si encontramos un producto waterless nuestra piel va a tener mucha más afinidad con este producto", argumenta Estefanía Nieto, directora técnica de Omorovicza.

¿Qué beneficios tienen estas fórmulas?

Preguntando a expertas cosméticas como Raquel González, directora de educación de Perricone MD, "los aceites son positivos porque son capaces de traspasar la barrera hidrolipídica, al encontrarse en un medio afín a ellos, siendo así más solubles. Es por ello que, muchas veces, nos encontramos principios que no son de por sí oleosos en origen, pero se vehiculizan en un suero-aceite, con el fin de conseguir una mayor penetración del ingrediente en nuestro tejido, esa penetración se va a traducir en un mayor rendimiento y por lo tanto mejores resultados de los principios activos que hayas incorporado en la fórmula". Cuando aplicamos aceite a una piel cuya barrera se está viendo comprometida, estamos ofreciéndole la posibilidad de aplicar principios calmantes de manera rápida, pero le damos la oportunidad de volver a cerrar el círculo de esa barrera, haciendo que los lípidos que aportemos creen una película oleosa en esas fisuras, favoreciendo una retención de la humedad.

A continuación te mostramos una selección de productos waterless que acaban de llegar al mercado. ¿Te atreves a probarlos?

Aceite matificante para pieles grasas (70 euros)

Las pieles grasas también pueden (y deben) hacer uso de productos en aceite para mejorar la hidratación, pero siempre adaptadas a las características típicas de estos tejidos para evitar que produzcan un desequilibrio. "Muchos de estos aceites pueden servir para matificar o regular el volumen de sebo en el rostro, gracias a aceites esenciales como la jojoba o ylang ylang, entre otros", explica Ana Yuste, directora técnica de Aromatherapy Assocaites. Este aceite facial matificante contrarresta el exceso de grasa y devuelve el equilibrio a la piel sin desprotegerla. Los aceites esenciales de lavanda y de ylang ylang de Madagascar, cultivados a gran altitud, se combinan con la rica jojoba para calmar la piel sobre estimulada y dejarla perfectamente acondicionada.

Un milagro antiedad rico en bakuchiol: Miracle Facial Oil de Omorovicza (109 euros)

Los productos milagrosos existen y este es el ejemplo claro de ello. Un producto pensado para tratar los signos de la edad y evitar que se produzcan pérdidas de hidratación. Miracle Facial Oil de Omorovicza es un aceite ultra nutritivo rico en aceites de almendras, flor de algodón o jojoba, entre otros. Un tratamiento antienvejecimiento, transformador, rico y poderoso con propiedades reparadoras, antiinflamatorias y reafirmantes. "Rico en bakuchiol, la reconocida alternativa natural al retinol, reduce la profundidad y la apariencia de arrugas y líneas finas al aumentar la producción de colágeno", argumenta Nieto.

El elixir calmante anti rojeces: Calmwise Serum Anti Redness Elixir de Medik8 (47 euros)

Un receta calmante con tan solo siete ingredientes activos. El suero Calmwise de Medik8 reduce eficazmente el enrojecimiento de la piel. Proporciona un alivio intensivo y reconfortante de las rojeces y los brotes causados por la hipersensibilidad de la piel. Ayuda a la piel a combatir el estrés ambiental diario, mejora la barrera lipídica de la piel y reduce visiblemente los signos del envejecimiento cutáneo. "El malestar y la irritación cutánea se eliminan, gracias a su formulación rica en teprenona, un patentado activo anti-enrojecimiento que ayuda a prolongar la vida de las células de la piel, mejorando la barrera protectora y reduciendo la sensibilidad, y el extracto de salvia orgánica, un potente antioxidante natural que ayuda a calmar la inflamación y la irritación", argumenta San Gregorio.

Una dosis energizante y cítrica para el baño: Lotus Melight Eye Patch (69 euros)

Quizás todavía no lo sabes, pero existen productos como Revive Evening Bath and Shower oil Aromatherapy Associates que son capaces de alinear cuerpo y mente en un estado activo gracias al poder único de la aromaterapia. "Se trata de un aceite de baño y ducha con un aroma único cargado de aceites esenciales de Ylang Ylang de Madagascar, conocido por su potente poder para eliminar la ansiedad y elevar la confianza; mezclado con sándalo y pachuli australiana que realzan la seguridad en uno mismo y aportan energía. Estos aceites penetran en pocos segundos a nivel de la piel, al mismo tiempo que lograr a nivel olfativo activar el sistema límbico", concluye Yuste.

Tratamiento reafirmante y antiinflamatorio para el cuerpo: Eyelift Peptides de Medik8 (56 euros)

Aromático y vigorizante, Firming Body Oil de Omorovicza es un aceite corporal reafirmante que promueve la apariencia de un tejido elástico, reafirmado y juvenil. Trabaja para reducir la apariencia de las estrías y deja la piel hidratada, suave y sedosa. Formulado con aceite de ciruela, almendras, caléndula y germen de arroz. "Este tratamiento corporal incluye aceites esenciales de salvia, romero, geranio y rosa. Una fusión de ingredientes con acciones antiinflamatorias, además de reducir la tensión y el estrés acumulados en los tejidos, eliminan toxinas y activan la circulación. Igualmente contiene vitamina E, que estimula la producción de colágeno, fundamental para reestructurar los tejidos", explica Nieto.

Aceite hidratante, calmante y reconfortante: Inner Strength Body Oil de Aromatherapy Associates (60 euros)

Una lujosa fórmula terapéutica que potencia el bienestar físico y emocional, a través de una mezcla suprema de aceites esenciales que dan vida a este tratamiento corporal, Inner Strength Body Oil de la firma británica líder en aromatherapia, Aromatherapy Associaltes. "Potenciado con aceites esenciales de salvia, incienso, cardamomo y rosa, la fusión perfecta reconstituyente para equilibrar la mente y aportar positivismo, en los momentos más agotadores", apunta Yuste. Pensado para disfrutar de un momento tranquilizador tras el baño. Enriquecido con aceites de jojoba y hueso de melocotón, sus beneficios aromaterapeúticos combinan con el geranio más puro para equilibrar las emociones dispersas mientras te tomas un momento de atención.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.