Estilo de Vida

Las túnicas son para el verano: elige la tuya

Es la prenda favorita para los meses más calurosos del año. ¿Por qué? Por sus tejidos frescos, por su amplitud, por su versatilidad, por su colorido... La túnica o kaftán es el básico que jamás debe faltar en tu armario. Lisas, estampadas, largas, cortas, con borlas, simples... Aquí te dejamos unas ideas para que elijas la tuya y la disfrutes donde y con quien quieras.

Túnica unicolor de manga farol, de Shein (16 euros)

Estampado multicolor, de Zara (39,95 euros)

Vestido de escote pico y manga por debajo del codo, bajo con aberturas laterales y cierre frontal con botones.

Print Animal, de H&M (10,99 euros)

Si lo tuyo son los estampados, esta es una gran opción y además está a súper precio.

De flecos, en Parfois (25,99 euros)

Esta prenda es súper versátil, porque puedes usarla sola para los momentos más relajados del día, o combinarla con prendas inferiores. Lo puedes elegir en azul, verde o malva.

En blanco, de Calzedonia (39,90 euros)

Caftán en versión corta, con manga amplia y detalle de ganchillo en el escote.

Con cenefas, de Zara (39,95 euros)

Caftán en rojo, con escote en 'v', y detalles bordados.

A rayas, de Sandro (295 euros)

Vestido corto evasé, de manga corta.

Estilo oriental, de Ethnique Mode (21,90 euros)

Vestido de playa muy colorido con estampado étnico único. El encaje debajo de la poitina permite doblar el vestido para un efecto más moldeador. Su forma está inspirada en kimonos japoneses o caftán oriental.

Estilo kimono, de Stradivarius (29,99 euros)

Abierto de media manga con cinturón a tono.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.