Estilo de Vida

Confía en Rose Cream de Eberlin para reparar y calmar la piel en verano: adiós a las rojeces

La nueva crema facial de la Línea Calming X-Treme Rose Cream de Eberlin está formulada específicamente para las pieles con rojeces, extremadamente sensibles, frágiles, capilares dilatados o picores. ¿Por qué tenemos rojeces? ¿cómo las tratamos?

Las rojeces son muy comunes, especialmente en pieles sensibles y claras. Se producen por la vasodilatación de los pequeños capilares de las mejillas. Al dilatarse estos, hay un mayor aporte de sangre, produciendo más calor en la zona y, en consecuencia, un tono rosáceo.

Hay algunos factores que pueden favorecer la aparición del enrojecimiento, sobre todo en verano debido a la exposición solar y otros agentes externos, como el viento y el agua del mar o de la piscina; también, los cambios bruscos de temperatura y el calor intenso. Otras causas asociadas son: el tabaco, el uso de productos irritantes, la exposición a lámparas de rayos UVA, el estrés y los alimentos picantes, muy especiados o muy calientes.

La Línea Calming X-Treme Rose Cream, además de reponer agua y lípidos, disminuye la dilatación de los pequeños vasos, calma la irritación, reduce la inflamación y alivia el calor, la sensación de ardor y el picor de la piel. Sus activos reparan la deshidratación, mejoran la microcirculación y favorecen la elasticidad. (Precio: 52,50 euros). 

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.