Estilo de Vida

¿Solo, con hielo o con agua? Así tienes que tomar el whisky (según los expertos)

iStock

El whisky es una de las bebidas alcohólicas que más se han puesto de moda en los últimos tiempos. Mucha culpa de ello lo tienen la serie de televisión Peaky Blinders, en la que se nos ha acostumbrado ver a Thomas Shelby, el protagonista de la historia interpretado por el actor Cillian Murphy, acompañado de su ya famoso vaso de whisky.

Lea también: Madrid sí tiene playa (y con bandera azul): así puedes llegar hasta ella

Hablamos de una bebida alcohólica que se obtiene de la destilación de la malta fermentada de cereales como trigo, cebada, centeno y maíz, y su posterior envejecimiento en barricas de madera. En función de esta, obtendremos una especialidad u otra. El sabor puede ser más intenso, más seco o más suave.

¿En qué país se inventó el whisky?

En cuanto a su origen, existe mucha controversia. Escocia e Irlanda son los dos países que reclaman su autoría. Si nos ceñimos a textos oficiales, el whisky se inventó por monjes irlandeses en 1405. También se habla de John Cor como su creador. El nombre de este fraile escocés aparece en el primer registro que menciona a esta bebida y que data del 1 de junio de 1494.

No obstante, se cree que el whisky ya existía desde hace años más atrás, pero no sabemos exactamente cuándo y dónde fue destilado. Algunos piensan que China lo inventó a finales del siglo XIII por accidente, ya que en realidad, lo que querían producir era un medicamento que curase la peste bubónica. 

Los expertos aconsejan dar primero un trago al whisky

Una de las dudas que pueden existir cuando se nos ofrece o pedimos que se nos sirva un vaso de whisky es cómo tomarlo. Existen dos formas de beber esta bebida. Una de ellas es acompañarla con unos dos o tres cubitos de hielo o un chorrito de agua o gaseosa. La otra opción es ir a palo seco, es decir, sin añadirle nada.

Pero, ¿qué dicen los expertos en la materia? ¿Cómo se ha de actual correctamente? Para degustarlo de la forma más auténtica posible, se considera que lo mejor es dar un primer trago de whisky para, después, rebajarlo con agua o con hielo. De esta forma te percatarás de todos los matices que tiene. 

Lea también: ¿Por qué nos dan de probar el vino antes de servirlo? Estos son los motivos

Tienes que saber que el hielo bloquea su sabor y aroma, ya que baja rápidamente la temperatura del whisky. Será una bebida más refrescante, pero tendrá menos matices. Los que saben de whisky recomiendan disfrutarlo a temperatura ambiente y, como mucho, añadirle un cubito de hielo. 

Por último, los irlandeses suelen acompañar el whisky con cerveza. Hay dos formas. La primera es tomar un chupito de whisky y luego otro de cerveza, o mezclar ambas bebidas con una tónica y una rodaja de limón.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin