Estilo de Vida

Por qué hace tanto calor en mayo (y cómo sobrevivir a estas temperaturas extremas)

iStock

España afrontará los próximos días un anómalo episodio de calor. De hecho, la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) espera temperaturas récords en muchos puntos de nuestro país, lo que podría significar la ola de calor más temprana desde que hay registros.

Las temperaturas serán más propias del verano, y estarán más cercanas a los 40 grados centígrados en Andalucía. De hecho, hoy miércoles, el mercurio superará los 35 en los valles del Ebro, del Guadiana, del Guadalquivir y del Tajo. Las noches serán tropicales en la mitad sur. Por su parte, Canarias se mantendrá al margen de esta situación y se mantendrá en valores propios de este mes. Las zonas más 'frescas' serán el Cantábrico occidental y el extremo norte de Galicia.

Lea también: Seis playas españolas se cuelan entre las mejores de Europa (para The Guardian)

No obstante, pese al calor infernal impropio de mayo, la AEMET asegura que no se trata de una ola de calor en sentido climatológico estricto, porque para que esto ocurra tendrían que concurrir tres factores al mismo tiempo: que el episodio dure tres días, que afecta al 10 por ciento del territorio y que las máximas sean extremadamente altas.

"Habrá que esperar a tener todos los datos para saber si finalmente se trata de una ola de calor en sentido climatológico estricto. En caso de que así ocurriera sería la primera vez que tenemos una ola de calor en España en el mes de mayo hasta la fecha", asegura el portavoz de la AEMET, Rubén del Campo. Las olas de calor más tempranas datan del 11 de junio de 1981 y del 13 de junio de 2017.

eltiempo.es

¿Por qué hace este calor en mayo?

Del Campo explica que estas temperaturas tan elevadas se deben a una concurrencia de factores y, en este caso, la península estará bajo la influencia de una dorsal anticiclónica, una zona de altas presiones en niveles medio y altos de la troposfera en la que se producen movimientos de aire descendentes. 

Lea también: Estas son las playas españolas que admiten perros este verano 2022

Estos movimientos descendentes darán lugar, por un lado a que la atmósfera se estabilice por lo que no se formarán nubes y el sol calentará la superficie con fuerza y, por otro, estos movimientos descendentes favorecerán que el aire baje desde niveles medios de la troposfera hasta la superficie y esto provoca una compresión el aire y un calentamiento adicional. Además, los vientos soplarán flojos o estarán en calma, lo que impide que el calor se distribuya.

Así, esta serie de factores se conjugarán y las temperaturas serán muy altas, pero sobre todo a partir del viernes o del sábado cuando el aire procederá de África, que ya está registrando temperaturas muy altas en estos días. Se espera que las temperaturas bajen ligeramente la última semana de mayo.

Consejos para sobrevivir a esta ola de calor

Ante este episodio de calor, las autoridades recuerdan una serie de consejos para evitar problemas de salud. Algunos de los efectos que producen las altas temperaturas son calambres (por la pérdida de sales), el agotamiento (malestar, dolor de cabeza, vómitos), deshidratación y un golpe de calor (puede provocar convulsiones y coma).

Lo más importante en una ola de calor es aumentar la ingesta de líquidos (agua y zumos), sobre todo en niños y ancianos. Se ha de evitar salir de casa en las horas centrales del día (entre las 12 del mediodía y las 6 de la tarde). Si estamos en nuestra vivienda, es preferible bajar las persianas y tener cerradas las ventanas para que el calor no entre (mejor abrirlas por la noche). 

Lea también: Harvard desvela cuáles son las únicas dos bebidas saludables (además del agua)

Se recomienda también reducir la actividad física al aire libre. En cuanto a la alimentación, mejor apostar por verduras y frutas y comer menos cantidad y más veces al día. Use ropa de tejidos naturales, ligera y holgada, de colores claros, sombrero, gafas de sol y cremas protectoras solares. 

¿Cómo reaccionar ante una persona con un golpe de calor?

Lo primero de todo es llamar a urgencias (112). A continuación, situaremos al enfermo en un lugar a la sombra y le quitaremos la ropa para airearle. Si está consciente, le colocaremos con la cabeza ligeramente elevada y le refrescaremos con agua en la cara y axilas. Si está inconsciente, le pondremos de lado, con las piernas flexionadas. Importante: nunca le daremos líquidos.

iStock
comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin