Estilo de Vida

¿Es bueno comer rúcula?: tres importantes beneficios de esta alternativa a la lechuga

  • Esta hortaliza es cada vez más común en las dietas de los españoles

La lechuga es una de las verduras más famosas en el mundo. Y aunque no a todo el mundo le gusta, se cultiva desde hace más de dos milenios y existen más de 200 variedades a lo largo y ancho del planeta. Se consume principalmente de forma cruda en platos fríos o templados, tiene una textura crujiente y un sabor refrescante y ligero porque contiene una gran cantidad de agua.

La lechuga es considerada por algunos científicos como un superalimento porque aportando muy pocas calorías tiene el poder de proporcionarnos numerosos beneficios al organismo. Está presente en muchas dietas de adelgazamiento porque es saludable, porque sacia y aporta vitaminas y minerales al organismo.

Lea también: Preestreno de The Madrid Edition, el nuevo hotel de lujo del centro de Madrid

Sin embargo, en los últimos años otra hortaliza se ha puesto muy de moda dentro de la gastronomía española. Se trata de la rúcula, que no es un alimento cualquiera, ya que aporta mucho sabor y numerosos beneficios para el organismo. 

¿Qué es la rúcula?: estas son sus propiedades 

La rúcula es una hortaliza muy común en la zona del Mediterráneo. Se usa para preparar, entre otros platos, ensaladas y sándwiches. Esta planta recibe también otros nombres, como oruga, ruqueta, arúgula y jaramago. La parte que se comen son sus hojas y se pueden consumir crudas o cocinadas. Estas son algunas de sus propiedades:

Son anticancerígenas

La rúcula contiene una sustancia llamada glucosinolato y, según algunos estudios, esta podría ayudar a inhibir el crecimiento de algunas células cancerígenas. Se cree que dicha sustancia actuaría sobre las células del cáncer de páncreas, de mama y colorrectal.

Por otro lado, la rúcula tiene mucha vitamina A y antioxidantes. Según el National Cancer Institute, los antioxidantes podrían neutralizar a los radicales libres, protegiendo al organismo contra algunas enfermedades, entre ellas algunos tipos de cáncer. Y, finalmente, la clorofila también podría evitar que el hígado se vea dañado por sustancias cancerígenas, aunque esto es algo que aún se está investigando y no hay conclusiones claras al respecto. 

Frena el envejecimiento

Tal y como ocurre con otras verduras, como la col, el brócoli o el brécol, la rúcula evitaría que el cerebro envejezca prematuramente y prevendría inflamaciones. Esto se debería a su contenido de ácido fólico y vitamina B.

Potencia nuestra salud en general

La rúcula es muy buena para la salud del cuerpo porque es rica en vitamina K. Esta ayudaría a evitar muchas enfermedades cardiovasculares y ayuda a que el organismo asimile el calcio, que también obtiene de la propia rúcula.

Por otro lado, esta hortaliza facilitaría la digestión. Cuando la comemos, nos sentimos llenos, pero la cantidad de calorías que hemos consumido es baja (25kcal/100g). Este es, sin duda, otro de sus grandes valores nutritivos. De ahí que se recomiende su ingesta especialmente cuando se desea bajar de peso.

Lea también: El éxito empresarial de Cristiano Ronaldo: así es el lujoso hotel que ha abierto en Marrakech

También contiene vitamina c, que ayuda a fortalecer el sistema inmunitario, y potasio, fósforo y manganeso son minerales que contiene la rúcula y que contribuyen al buen funcionamiento de nuestro organismo. También se cree que la rúcula bajaría el nivel de colesterol malo o LDL en sangre y ayudaría, de la misma manera, a regular el nivel de azúcar. No obstante, no existen estudios con datos concluyentes al respecto.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments