Estilo de Vida

¿Por qué el 2 de mayo es el Día de la Comunidad de Madrid?: el verdadero origen de la festividad

  • La región celebra este lunes la fiesta que conmemora una cita histórica

Este 2 de mayo se celebra el Día de la Comunidad de Madrid, una fiesta que este año supera las restricciones del coronavirus y recupera sus tradiciones. Estas regarán las plazas y espacios culturales de la región con teatro, danza, música, cine, exposiciones o flamenco en una programación que arrancó el pasado viernes y que se prolongará hasta este lunes.

Lea también: ¿Por qué se celebra el Día Mundial de la Marihuana cada 20 de abril? Las teorías sobre su origen

Al caer esta festividad en el segundo día de mayo, Madrid arranca siempre este mes con un gran puente, ya que el 1 de mayo es el Día del trabajador. Este año, al contrario de lo que suele suceder habitualmente, el festivo no se traslada al lunes. No obstante, la región central del país sí vive un día excepcional por el día de toda la comunidad.

¿Por qué el 2 de mayo es el día de Madrid?

En el Estatuto de la Comunidad de Madrid, el 2 de mayo está aprobado como Día de la Comunidad desde el 1 de marzo del año 1983. Sin embargo, su verdadero origen se remonta a muchos muchos años antes. Concretamente, el 2 de mayo de 1808. ¿Qué pasó es día?

El 2 de mayo de 1808, los madrileños se levantaron para evitar la invasión de las tropas napoleónicas en la ciudad. Fue un día muy significativo para la historia porque inició la Guerra de la Independencia, que se duró hasta 1814.

El origen de la guerra contra Napoleón

El conflicto se desencadenó después de que Napoleón convenciera a Carlos IV de que España le diera su apoyo para conquistar Portugal y repartirse el territorio. De este modo, este y su hijo, Fernando VII, aprobaron que las ropas francesas entrasen en el país. Pero nada era como Bonaparte había dicho, ya que su intención real era ocupar también España. Así, mientras los reyes españoles estaban recluidos en Bayona (Francia), Napoleón comenzó con su misión y los soldados galos fueron tomando posiciones.

Finalmente, como la estancia de Napoleón y sus tropas en algunas zonas se prolongó demasiado en el tiempo, su plan se acabó destapando y el intento de secuestrar al hijo menor de Carlos IV, el infante Francisco de Paulato, desencadenó una rebelión popular que comenzó frente al Palacio Real de Madrid durante la noche del 1 de mayo.

Así fueron los fusilamientos del 3 de mayo

Las horas pasaron y las revueltas populares se expandieron por toda la ciudad. Así, el 2 de mayo fue una jornada muy trágica en la que murieron miles de madrileños. Entre ellos, se encontraba la joven costurera Manueña Malasaña (17 años), que ahora da nombre al emblemático barrio de la ciudad. Cuentan que la chica murió preparando cartuchos de pólvora para su padre, mientras que otros aseguran que fue fusilada por los franceses.

Lea también: Estos son los síntomas de la hepatitis aguda de origen desconocido descubierta en tres niños de España

Como consecuencia de las revueltas, Napoleón y su ejército tomaron represalias y al día siguiente, el 3 de mayo, mandaron a fusilar en la montaña de Príncipe Pío a los principales protagonistas que se habían opuesto a la invasión. La escena, que acabó con el motín, quedó para siempre inmortalizada en uno de los cuadros más famosos de Goya. Este acto provocó una gran indignación y derivó en la Guerra de Independencia, que finalizó con la expulsión de los franceses del territorio español. El propio Napoleón Bonaparte reconoció que aquello fue el principio del fin de su intento de instaurarse como una especie de gran emperador europeo.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin