Estilo de Vida

Así es la polémica con las 'cocinas fantasmas' de 'Vicio', el restaurante de Aleix Puig ('Masterchef') en Madrid

  • El ganador del talent culinario de TVE ha respondido a las críticas recibidas

Aleix Puig, ganador de Masterchef 7, es uno de esos claros ejemplos de que el talent culinario de TVE te puede cambiar la vida. Vicio, negocio de comida que creó el año pasado, está siendo un éxito rotundo y las famosas hamburguesas de su restaurante facturan cuatro millones de euros, por lo que ya está generando beneficios.

Sin embargo, con su llegada a Madrid, el catalán se ha visto envuelto en una inesperada pequeña. El negocio se ha expandido por la capital con un modelo de restaurante virtual con una de esas cocinas fantasmas que sirven las hamburguesas a domicilio. 

Lea también: ¿Cómo se detecta el cáncer de colon?: los síntomas que te alertarán de esta posible enfermedad

Y es que la cocina elegida por el equipo del chef está situada justo al lado de un colegio, lo que ha provocado a lo largo de estos meses muchas críticas y varias denuncias por parte de los padres del centro y por los vecinos de la zona. Aleix Puig ha querido aclarar que llevan muy pocas semanas trabajando en este espacio y que absolutamente todo está en regla. Además, ha matizado que esa no es la cocina de Vicio solo, sino que en la nave operan diferentes restaurantes similar al suyo. 

"Entendemos y es lógico que se aproveche el boom de ciertos nombres o marcas más conocidas para dar mayor visibilidad, pero la realidad es que no es nuestra cocina ni la hemos construido nosotros", explica al 20 minutos. La Asociación de Familiares de Alumnos del colegio público Miguel de Unamuno ya reclamó al Ayuntamiento de Madrid una regulación que impidiera que este tipo de instalaciones estuvieran en una zona vecinal y con las chimeneas industriales pegadas a un colegio.

De momento, estas protestas no han conseguido cambios legislativos. Y aunque la polémica ya fue abordada por los medios en su momento, ha vuelto a cobrar vida en la prensa gracias a la llegada de Vicio. Hace ya mucho tiempo que los vecinos han mostrado su rechazo a Cocukin, la cocina fantasma en la que ahora habita también el team de Aleix Puig. 

Madrid sí permite este tipo de establecimientos pero la regulación en Barcelona es distinta. Allí sí se ha probido la instalación de más cocinas fantasma. El pasado mes de abril se dio luz verde a instalar 10 cocinas de este tipo en el mismo barrio de Arganzuela. "Si en algún momento, el organismo correspondiente decide que el espacio no se ajusta a cualquier normativa, seremos los primeros en reubicarnos", promete el joven.

Así nació Vicio, el negocio de Aleix Puig tras Masterchef

"Me considero un emprendedor al que le gusta mucho la cocina y los negocios que intento hacer están vinculados siempre con la comida", aseguró hace unos meses Aleix Puig a El País el catalán antes de confesar que siempre tuvo como objetivo montar su propio negocio. 

Sin embargo, llegó la pandemia del coronavirus y aprovechó la ocasión para intentar llevar a cabo sus ideas. Oriol de Pablo, quien se convertiría en su futuro socio, lo llamó y tuvieron unas reuniones en la que se dieron cuenta de que había en ese momento un gran filón en el envío de comida a domicilio. 

Lea también: Cuánto cuesta comer en 'Raíces', el restaurante de Carlos Maldonado ('MasterChef 3')

"Porque yo al final quería montar algo físico, pero la pandemia me dijo 'no lo hagas", comenta sorprendido Puig, que revela que empezaron en mayo de 2020 haciendo tapas. "En junio hicimos un friends and family para unas 50 personas de esta primera marca digital, que eran como unas tapitas que yo hacía en cuarentena en casa. La llamamos Vicio", dice el barcelonés, que triunfa en los negocios con solo 29 años. 

"Y esa primera noche, que no era público pero salíamos a los dos días, con las redes calentadas, con todo, nos dimos cuenta de que tenemos problemas de target: el producto no llegaba bien a las casas... fue la hostia más grande que nos hemos pegado, creo, él y yo en la vida", reconoce. "A las tres de la mañana dijimos: 'Hay que parar todo esto o nos vamos a cargar lo más importante que tenemos ahora, que es una marca", rememora.

La decisión que cambió el destino de Vicio

Aleix y Oriol cancelaron el alquiler y las contrataciones durante los meses de verano y le dieron vueltas al proyecto que habían planteado. Intentaron corregir errores y planearon un segundo asalto para el mes de octubre. Esta vez, probarían suerte con hamburguesas y pizzas a domicilio y tuvieron un 'golpe de suerte': su estreno se produjo un día después de que Cataluña decidiese restringir la hostelería ante la llegada de una nueva ola. "Ese día que abrimos fue un jueves que ya no se podía comer fuera, y la marca fue tan bien acogida que el domingo tuvimos que cerrar porque nos quedamos sin pan", comenta el cocinero.

Lea también: Cuánto cuesta comer en 'El Bohío' de Pepe Rodríguez ('Masterchef'): estos son los precios de sus menús

Después de dos meses, los dueños de Vicio retiraron las pizzas de la carta y se centraron en el producto que mejor les funcionaba: las hamburguesas. "Entendimos que no hay nadie que sea el mejor jugador de fútbol y el mejor en la NBA". De esta manera, pronto se les quedó pequeño el local que tenían montado en el barrio de Sants y se mudaron a otro más grande donde pusieron algunos puestos para consumir. 

Aunque querían hacer pruebas para el servicio presencial, la mayor parte de los pedidos eran para llevar: "El 85% del volumen de ventas sigue siendo el delivery. Y es donde nos vamos a focalizar en los próximos 24 meses", confiesa el empresario. 

Así es la carta de Vicio, el exitoso negocio de Aleix Puig

La carta de Vicio está compuesta por nueve hamburguesas, tres tipos de patatas fritas, unas alitas y dos postres. Puig asegura que no querían entrar en reinvenciones, sino volver a los clásicos, cuyo éxito está más asegurado. Eso sí, todo con materias primas de gran calidad". "Con lo que es más complejo sorprender al cliente es con los productos sencillos, ¿no?", reflexiona.

La idea de Aleix Puig está basada en el que el consumo por parte de sus clientes comienza antes de que se lleve la hamburguesa a la boca. "Hoy vivimos en un mundo donde la gente no compra productos, compra marcas apoyadas en productos". Por eso, sabe es importante vender y cumplir con lo que se vende. Todo ello, con un equipo funcionando de forma correcta, un buen producto y un buen trabajo de marketing.

El éxito de Vicio es rotundo y la cerrera de Aleix asciende de forma meteórica. Actualmente, él y su socio han abierto dos locales más en Barcelona, otro en Cerdanya y el próximo mes de enero tienen planeado aterrizar en Madrid. Actualmente, Vicio tiene 120 empleados y para el año 2022 prevén entre 8 y 10 nuevas aperturas y multiplicar por cuatro los ingresos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin