Estilo de Vida

Esto es lo que tienes que hacer para eliminar un moretón de forma rápida

iStock

Suele ser muy común que, después de recibir un golpe o impacto por cualquier motivo, nos aparezca en la piel una mancha de color morado denominada hematoma. Es algo completamente normal, por lo que no hay que preocuparse, pero sí tener en cuenta una serie de aspectos con el fin de eliminarlo lo antes posible. 

Lea también: Estos son los síntomas de la hepatitis aguda de origen desconocido descubierta en tres niños de España

Los moretones aparecen cuando pequeños vasos sanguíneos, llamados capilares, se rompen por culpa de una contusión que el cuerpo sufre. La sangre se escapa de ellos y sale al tejido circundante, provocando esa mácula, que irá cambiando de color a medida que la sangre se va descomponiendo de forma gradual. A veces duelen y otras no. 

Si te preguntas si existe alguna parte del cuerpo que sea más propensa a la aparición de cardenales la respuesta es afirmativa. Las piernas, al ser las extremidades más largas, están mucho más expuestas a posibles golpes que cualquier otra zona.

La mayoría de los hematomas no requieren asistencia sanitaria

La probabilidad aumenta en función de la actividad que desempeñe cada persona. Como es lógico, raro es el niño que no tiene un morado en su cuerpo a causa de algún golpe. La eliminación del moretón, por cierto, dependerá de la circulación sanguínea y de la cantidad de colágeno que tenga la piel. Los hombres tienen más colágeno que las mujeres, de ahí que estas sufran más hematomas.

La mayoría de los moretones no requieren asistencia sanitaria. Únicamente debemos acudir a urgencias cuando estos son muy grandes. Por ejemplo, cuando te quitas la camiseta y ves que tienes una lesión morada en la espalda o en la barriga. También hay que ir al médico cuando aparecen sangrados abundantes (por nariz, boca, encías...) junto a varios moretones.

Normalmente, los moretones acaban desapareciendo de la piel por sí solos con el paso del tiempo. Sin embargo, no son estéticos. Por eso, para intentar que el morado esté el menos tiempo posible, lo primero que tienes que hacer es aplicar hielo en la zona para reducir el flujo sanguíneo. Se aconseja poner un trapo entre la bolsa y el hematoma para evitar dañar la piel.

iStock

Algunos remedios caseros pueden ser contraproducentes

Dos o tres después, se recomienda (ahora sí) dar calor para generar una vasodilatación que favorezca la descomposición de los glóbulos rojos. Los masajes con cremas o lociones especiales para este tipo de lesiones también son efectivas.

Lea también: ¿Qué es la regla de los 15 minutos? El truco para combatir el insomnio

Finalmente, algunas plantas también tienen propiedades que ayuda a la regeneración de la zona afectada. Son la árnica, el Ginkgo biloba, el harpagofito, el perejil, y la hierba de San Juan. Y ojo a algunos remedios naturales, como usar vinagre, limón o pasta de dientes, porque pueden ser contraproducentes.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin