Estilo de Vida

Dani García recrea grandes recetas clásicas en la nueva carta de su brasserie en Madrid

Lenguado Wellington relleno de ‘duxelle’ de champiñones y mostaza, en Dani Brasserie.

El chef propone un viaje al XVIII francés en su restaurante Dani Brasserie, ubicado en la séptima planta de Four Season Hotel Madrid, además de una sección dedicada al atún de Barbate y la "liturgia del cocido madrileño", disponible los jueves.

Sopa de cebolla hojaldrada, homenaje a Paul Bocuse, lenguado Wellington, solomillo Stroganoff, Tatin de tomate con nieve de queso feta o paccheri a la carbonara son algunas de las elaboraciones que se pueden disfrutar con vistas al cielo de Madrid y adaptadas al estilo de la brasserie contemporánea.

Tartar de vieira al curry con caviar Osetra, una de las nuevas incorporaciones a la carta de Dani Brasserie.

Entre las nuevas propuestas de temporada no faltan las verduras, con una menestra de verduras –que se acompaña con una crema de almendras –, los platos de pescado y marisco, con un Tartar de vieira al curry con caviar Osetra, y una sección dedicada al atún de Barbate, una auténtica joya del mar presente en elaboraciones como el Aguacate a la brasa y ventresca de atún rojo, el Descargamento de atún con pimientos amarillos o las Láminas de o'toro, a partir de dos cortes premium del pescado que se han convertido en los bocados más buscados: el descargamento es la parte interna del lomo negro, tradicionalmente utilizado en la elaboración de mojama, y el o'toro (o toro), un corte tradicional de la gastronomía japonesa, que se corresponde con un corte especial de la ventresca, muy sabroso, con infiltraciones de grasa muy uniforme.

Dos de los platos "preparados en mesa": Salmón ahumado con remoulade de eneldo, alcaparras y pepinillos, y los Crêpes suzette.

Iconos del chef

El restaurante de Dani García, junto con el chef Ismael Paúl como jefe de cocina, mantiene los platos preparados en la mesa, como la ensalada César y el steak tartar. Y dos iconos del chef malagueño: su Tomate nitro, que se sirve con gazpacho verde –y tomate seco, pimiento verde y tartar de quisquillas– y su "tortilla Dani", con cebolla caramelizada y queso Blu di Bufala. Y los jueves, cocido, convertido en una "liturgia", con varios vuelcos y un precio por persona de 43 euros.

Entre los postres, un imprescindible de la brasserie, Crêpes suzette preparados en mesa, y un babá al sake con chantilly de miel y polen, monumento del chef malagueño a la cocina fusión como protagonista de la vanguardia gastronómica.

El restaurante también cuenta con el Snack bar, en la zona lounge de la brasserie, con elaboraciones básicas en las que manda el producto: ostras al natural, croquetas de jamón –ibérico, por supuesto–, langostinos tigre al estilo Robuchon y el guacamole y el salón ahumado preparado en mesa. Y en la barra, las nuevas creaciones en coctelería del Head Bartender Raúl Navarro. El precio medio a la carta de Dani Brasserie oscila entre los 70 y los 90 euros por persona.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin