Estilo de Vida

Potaje, torrijas y gin tonic con churros en "la terraza" de Vallecas

Cruz Blanca Vallecas ofrece desde primera hora de la mañana churros y porras recién hechos en su cocina.

La Cruz Blanca de Vallecas es conocido por su cocido y por su pollo al ajillo con "lechuga viva", pero en Semana Santa tiene un plan para cada hora del día para los que pasen sus vacaciones en la ciudad.

Antonio Cosmen lleva más de cuarenta años preparando su potaje para la Cuaresma, con sus garbanzos y su bacalao, junto al postre de Pascua por excelencia: las torrijas. Pero la propuesta va más allá, y empieza a primera hora de la mañana, cuando en la Cruz Blanca Vallecas preparan los churros y porras que sirven recién hechos para el desayuna desde primera hora de la mañana, también en su terraza.

Durante la Semana Santa, en la terraza también se puede degustar su plato estrella, el cocido, y su potaje de Cuaresma.

A media mañana cae su gran –y famosa– tortilla de patatas, extragruesa. Y para el aperitivo, una tapita de sus patatas fritas con aceite de aceite de oliva virgen extra, por supuesto, preparadas por el propio Cosmen de aperitivo. Para comer, potaje, solo en esta época. Y para la sobremesa, a eso de las cuatro, gin tonic con churros.

Todavía pueden caer unas torrijas "de la abuela" para merendar o unas medias raciones en la terraza como precena. Y para cenar, el mejor conejo al ajillo de la capital, con ajo de Chinchón y conejo criado en semilibertad de una granja madrileña.

Desde noviembre de 2021, su conejo al ajillo es oficialmente el mejor de Madrid.

Conejo al ajillo con premio

La Academia de las Artes Culinarias de Madrid (AACM) concedió al palto a finales de 2021 el Primer Premio al Mejor Conejo al Ajillo de la Capital, por "la calidad, respeto, garantía y sostenibilidad de su materia prima, y por el servicio excelente en su restaurante La Cruz Blanca de Vallecas. Fue el reconocimiento oficial, porque un secreto a voces compartido por todo Madrid. Lo sirven acompañado de "lechuga viva", servida entera, perfectamente hidratada en agua, lo que ofrece una sensación en boca de recién cogida del huerto, y sin más aderezo que escamas de sal y aceite de oliva.

La Cruz Blanca de Vallecas, que acaba de conseguir un 'Solete' de la Guía Repsol, estrena además terraza acristalada con calefactores para los días que queden de mal tiempo. En la terraza también se puede degustar su cocido, galardonado en 2008 como el mejor de España con una puntuación de 9,03 sobre 10 que no ha perdido desde entonces.

Antonio Cosmen lleva preparando cocido desde que inauguró su primer restaurante, en 1984.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin