Estilo de Vida

Un plus en forma de experiencia gastronómica para completar las escapadas a la costa

La Milla, un chiringuito de lujo en la playa de Nagüeles, en la Urbanización de la Milla de Oro de Marbella.

Un palacio del siglo XVIII en pleno centro de Málaga, "unplugged sessions" al atardecer en la playa de Tarifa, comida japonesa en el icónico faro de Sant Sebastiá, un chiringuito incluido en la Guía Michelin. Aquí van algunas buenas direcciones que aportan un plus gastronómico a las escapadas de Semana Santa.

Las playas, el destino más buscado y deseado para las escapadas de Semana Santa, pueden deparar muchas sorpresas gastronómicas. Tres epicentros playeros con novedades culinarias por descubrir: Málaga, Cádiz y la Costa Brava. Bueno, cuatro, porque hay otro "mar", el de los viñedos, que atrae cada vez más a los viajeros que buscan descanso, desconexión y un plus experiencial. El turismo de bodega unido a la buena mesa sigue imparable.

Aquí van algunas buenas direcciones:

En Málaga y alrededores

La Milla (Marbella). Un chiringuito de lujo en la playa de Nagüeles, en la Urbanización de la Milla de Oro de Marbella, que acaba de ser incluido en la Guía Michelin y en la Guía Repsol 2022. Este proyecto gastronómico de Luismi Menor y César Morales ya se ha ganado la reputación de auténtico templo de producto y de cocina andaluza, y se ha posicionado como uno de los mejores chiringuitos de la Costa del Sol. Entre sus clásicos, langostinos pil-pil, espetos de sardinas, ostras, ceviche de gamba roja y vieiras o banderillas de carabinero con piparra. Y la fritura, por supuesto.

En su octava temporada, acaban de incorporar un recorrido por la 'Old School' en su carta de cócteles, bajo la dirección de su bartender, Luciano Casais.


El restaurante Balausta está ubicado en un palacio del siglo XVIII en pleno centro de Málaga.

Balausta (Málaga). Ubicado en el Hotel Palacio Solecio, en Málaga capital, con José Carlos García al frente de los fogones –único chef con estrella Michelin de la ciudad– ofrece una propuesta gastronómica con productos local de temporada y máxima calidad, que combina las técnicas y el recetario tradicionales con toques de vanguardia. Imprescindible su sopa Viña AB con cigalas y berberechos, el jarrete de ternera a 67 grados con su jugo de cocción y un clásico bienmesabe antequerano.


Canelón de aguacate relleno de atún asado, manzana y cilantro, en Midi (Marbella).

Midi (Marbella). El mítico restaurante El Lago, en Marbella, reconocido con una estrella Michelin, se transforma de día en Midi, una propuesta gastronómica que surgió en 2020 para ofrecer al público local una opción más casual –y económica– sin perder la esencia del restaurante. En la carta, una selección de snaks y tapas, con el pescado y el marisco de protagonista, con el toque especial del chef Fernando Villasclaras.


En el Florida Mijas Beach, en La Cala de Mijas, está el restaurante Palmira, en primerísima línea de playa.

Palmira (La Cala de Mijas). En el Florida Mijas Beach, en La Cala de Mijas, en primerísima línea de playa, es una de las novedades en las recomendaciones de la Guía Repsol. Su carta, diseñada por el dos estrellas Michelin Iván Cerdeño, es un catálogo de sabores del sur con la sostenibilidad y la innovación como señas de identidad. Hay que probar el ceviche de corvina con licuado de ají amarillo y sus arroces.


BiBo Beach House, el "todo en uno" –música en directo, gastronomía, cócteles, retrotruck, escuela de surf…– en la playa de Tarifa.

En Cádiz y alrededores

BiBo Beach House (Tarifa). El proyecto más veraniego, bohemio y musical de Dani García, ubicado en la playa de Valdevaqueros, es el epicentro de la diversión en Tarifa. Ha renovado la zona chill out para ofrecer sesiones musicales "secretas" y es el espacio perfecto para disfrutar los atardeceres y la buena mesa. La carta recoge algunos platos míticos del chef, como su gazpacho de cerezas, su ensaladilla rusa con huevos (fritos) de codorniz o sus brioches de rabo de toro.


Zokarrá, en Zahara de los Atunes, el templo 'casual' del atún de almadraba.

Zokarrá (Zahara de los atunes). Es la arrocería a la que todo el mundo quiere ir. Eso sí, sus arroces no son nada convencionales, ni por su estética ni por sus ingredientes. Destaca su arroz "atunero", meloso, con chocos y láminas de atún en crudo que se terminan de hacer con el calor del guiso. Otro básico: su 'Bombón de atún', un soberbio sashimi de atún –de almadraba, por supuesto– cubierto con mantequilla de soja derretido con la llama viva del soplete.


Far Nomo (Llanfranc), en el icónico faro de Sant Sebastià, cocina 'japo' de Naoyuki Haginoya frente al mar.

Costa Brava

Far Nomo (Llanfranc). Entre las costas de Llanfranc y Tamariu, en un acantilado de 170 metros sobre el mar, se encuentra el icónico faro de Sant Sebastià, reconvertido desde hace años en un templo gastronómico. Se llama Far Nomo, y es una de las apuestas más interesantes del grupo de restaurantes japoneses Nomo. La cocina del chef Naoyuki Haginoya se disfruta en un ambiente sin masificaciones y con vistas impresionantes al mar. Imprescindibles sus platos a la brasa y sus tempuras.


Bodegas Portia (Burgos), para disfrutar una cata en una bodega diseñada por el estudio de arquitectura Norman Foster.

Bodegas

Bodegas Portia (Burgos). Disfrutar las propuestas gastronómicas y enológicas en bodega rodeados de un mar de viñedos es una excelente alternativa al turismo de sol y playa. Las Bodegas Portia ofrecen la posibilidad de disfrutar de una cata en una bodega diseñada por el estudio de arquitectura Norman Foster –la primera diseñada por el arquitecto británico en nuestro país– convertida en un templo enológico. Dos propuestas: los platos de su restaurante Triennia Gastrobar o una de sus catas maridadas; las próximas fechas, el 15 y 16 de abril (40 euros por persona).

Está en Gumiel de Izán, en la salida 171 de la N1 antes de llegar a Burgos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin