Estilo de Vida

Cinco señales que advierten de que vives en un ambiente laboral tóxico (y no lo sabías)

A raíz de que la situación del coronavirus se ha relajado y las empresas han requerido la asistencia presencial en las oficinas a sus empleados, muchos se han cuestionado si merece la pena hacerlo. Algunas personas han tomado una decisión trascendental sobre su futuro laboral.

Lea también: Ibai Llanos lanza una oferta de trabajo y estos son los requisitos para apuntarse

Uno de los factores que han podido influir en ese cambio de aires es si el ambiente de trabajo es tóxico. De hecho, esta es el principal motivo por el que los trabajadores renuncian (y no el salario), según una investigación publicada en el MIT Sloan Management Review.

Puedes pensar que el acoso y la intimidación son signos más que evidentes de que, efectivamente, tu ambiente laboral es un infierno. Pero no son los únicos. Los expertos del estudio analizaron 1,4 millones de reseñas del portal de búsqueda de empleo Glassdoor de casi 600 empresas de EEUU.

Los adjetivos que utilizaron los empleados para describir un lugar de trabajo tóxico fueron los siguientes: no inclusivo, irrespetuoso, poco ético, despiadado y abusivo. Otros investigadores, además, mencionan cinco señales a detectar lo antes posible. Si es así, no dudes en actualizar tu curriculum y empezar a buscar un nuevo trabajo.

Silencio en las reuniones

Según Robert Sutton, profesor de ciencias administrativas en la Escuela de Ingeniería de la Universidad de Stanford, una de las señales más reveladores de que la oficina es tóxica es lo poco o nada que hablan los empleados en una reunión. "Hay una especie de silencio frío mientras los líderes hablan. Eso, para mí es una señal de miedo", dice a Insider. Si solo hablan los jefes y el resto se calla, es una indicación de que no se están escuchando todas las ideas.

Lea también: ¿Te estresa el trabajo?: 10 trucos para combatirlo y sobrevivir a la rutina

Falta de energía

"Si la gente está agotada es una señal de que están en un lugar de trabajo tóxico", asegura Sutton. Los empleados que están apáticos puede indicar que tienen un exceso de trabajo o han comenzado a pensar que no merece la pena dar sus opiniones por las críticas que recibirán después.

Los chismes abundan en la oficina

Es muy habitual que en un ambiente de trabajo se formen los corrillos y las quejas estén a la orden del día. ¿Por qué ocurre? Es fácil: la comunicación no es tan transparente y clara como debería, lo que se traduce a malentendidos y chismes. En estos ambientes laborales, los jefes no muestran aprecio por la actitud de los empleados, y esa actitud negativa se extiende por toda la empresa.

Los empleados no duran mucho en sus puestos

Que la gente dure poco tiempo en sus puestos y que haya una alta tasa de rotación significa que algo no funciona bien en la oficina. Un buen ambiente laboral consigue retener durante largo tiempo a sus empleados. "Está claro como el agua cuando la gente empieza a irse", confirma Sutton.

Mal humor fuera del trabajo

Estamos de acuerdo que el estrés puede afectar a tu vida personal, pero hay límites. Si te das cuenta que discutes mucho con tu pareja, te alejas de tus amigos o tienes problemas para conciliar el sueño, puedes estar provocado por un mal ambiente laboral. Algunos pueden estar más irritables debido a que emocionalmente no estamos bien.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin